La reconversión climática afectará a 160.000 empleos del carbón en Europa