La capacidad de generación debería aumentar en una proporción equivalente a todo el potencial actual de EEUU, la UE y Japón, combinados.

La decisión de Donald Trump de abandonar el acuerdo climático de París encendió la alarmas en todo el mundo sobre la capacidad para cumplir los objetivos de reducción de emisiones. Sin embargo, mientras la atención se concentra en los anuncios del presidente de Estados Unidos, de manera más sigilosa, otro fenómeno comienza a constituirse como una de las principales amenazas para el futuro del planeta.

Según un reporte publicado ayer por la Agencia Internacional de Energía (IEA, su sigla en inglés), a medida que millones de personas en las economías emergentes comienzan a salir de la pobreza y buscan mejores condiciones de vida, la demanda por equipos de aire acondicionado se está disparando, amenazando con revertir todo lo avanzado a la fecha. La agencia proyecta que la demanda por estos electrodomésticos se triplicará a 2050, lo que obligaría a aumentar la capacidad de generación eléctrica en una proporción equivalente a todo el potencial actual de EEUU, la Unión Europea y Japón, combinados.

“Las existencias de aire acondicionado en edificios crecerá a 5.600 millones de unidades para 2050, desde 1.600 millones en la actualidad, lo que es igual a vender diez nuevos equipos cada segundo durante los próximos 30 años”, señala el reporte de la agencia de energía. El uso de aire acondicionado y ventiladores representa actualmente un quinto del uso total de electricidad en los edificios en todo el mundo y 10% de todo el consumo global de energía.

Habitantes del calor

A medida que las condiciones de vida mejoran en los países en desarrollo, el crecimiento en la demanda de aires acondicionados en las regiones más cálidas va a aumentar. Esto aplica principalmente para las poblaciones con mayor urbanización y envejecimiento, y se verá acrecentado si el calentamiento global sigue su curva ascendente, tal como se prevé.

Se espera que el uso de aires acondicionados se convierta en la segunda mayor fuente de crecimiento de la demanda de electricidad global después del sector industrial, advierte la agencia. “Con el aumento de los ingresos, las compras de aires acondicionados se va a disparar, especialmente en el mundo emergente”, señaló el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol. Actualmente, menos de un tercio de los hogares en el mundo posee estos aparatos. Pero la distribución es muy desigual.

Mientras que en EEUU y Japón asciende a más de 90%, sólo 8% de los 2.800 millones de personas que habitan en las regiones más cálidas del mundo cuentan con estas comodidades. Pero el panorama está cambiando rápidamente. En India, por ejemplo, una de las economías de crecimiento más acelerado a nivel mundial, la participación de los equipos de aire acondicionado en el peak de carga eléctrica llegará a 45% para 2050, desde 10% en la actualidad.

Frío y eficiente

Por esta razón, en su reporte, la agencia hace un llamado a tomar medidas urgentes para afrontar este escenario, y apunta específicamente a los esfuerzos por mejorar la eficiencia de los productores. ‘Un factor crucial es que la eficiencia de los nuevos equipos puede variar en un amplio rango.

Por ejemplo, los equipos vendidos en Japón y la Unión Europea son típicamente 25% más eficientes que los que se venden en EEUU y China. Mejoras de eficiencia podrían recortar el crecimiento de la demanda de energía a la mitad, si se imponen estándares de desempeño energético obligatorios’.

Para la agencia, este ‘escenario de enfriamiento eficiente’ es un objetivo que no sólo tiene beneficios para el medio ambiente, sino también un favorable impacto económico, ya que permitiría generar ahorros por US$ 2,9 billones (millones de millones) en inversiones y costos de combustible y operación.

“Establecer estándares de eficiencia más altos para estos equipos es uno de los pasos más sencillos que los gobiernos pueden tomar para reducir la necesidad de nuevas centrales eléctricas, y permitirles al mismo tiempo reducir las emisiones y los costos”, concluyó Birol.

Fuente: Diario Financiero.

 

(Visitada 62 veces, 1 visitas hoy)