El Amazonas reduce a la mitad su capacidad para absorber CO2