Una investigación publicada en Nature corrigió las mediciones realizadas anteriormente por otros expertos en cambio climático.

Un estudio publicado por la revista Nature reveló que el incremento del nivel del mar se aceleró en los últimos diez años, en comparación con décadas anteriores.

El hallazgo contradice las estimaciones y las previsiones de otras investigaciones, que indicaban que el crecimiento del nivel de las aguas fue menor en la última década.

El equipo de investigadores de la Universidad de Tasmania, con sede en Australia, utilizó datos del sistema de posicionamiento global (GPS) combinados con datos provenientes de mareómetros distribuidos por los océanos.

Esta técnica permitió a los investigadores identificar y corregir errores en las mediciones para obtener una variación del nivel de los océanos más cercana a la realidad.

Los autores se basaron en los datos más recientes publicados por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), organismo dependiente de Naciones Unidas (ONU).

Dicho informe, presentado por el académico de la Universidad de Reading Jonathan Gregory, presentaba algunos errores numéricos a juicio del equipo de la Universidad de Tasmania, quienes corrigieron las cifras.

Al calcular otra vez el crecimiento del nivel del mar, los científicos descubrieron que entre 1993 y 1999 el crecimiento fue menor de lo publicado en otros estudios anteriores y tuvieron que ajustarlo entre 0,9 y 1,5 milímetros menos.

Esto supone que, aunque el avance del mar fue ligeramente inferior a lo que se publicó en el pasado, el crecimiento se aceleró en los últimos años, comparado con las últimas décadas del siglo XX, tal como demuestran los ajustes que los investigadores hicieron en los datos.

«Vemos la aceleración, y lo que me parece sorprendente es el hecho de que es consistente con las proyecciones de aumento del nivel del mar publicados por el IPCC», indicó Christopher Watson, líder del estudio, citado por el medio inglés The Guardian.

«El aumento del nivel del mar es cada vez más rápido. Sabemos que ha sido más rápido en las últimas dos décadas en comparación a cómo ha estado durante el siglo XX», añadió el experto.

Los autores destacan que los estudios previos basados en datos de satélite no tuvieron en cuenta el movimiento del terreno vertical (VLM, sigla en inglés) al calcular el incremento del nivel del mar.

«Lo que realmente nos desconcertó fue que en la última década el aumento del nivel del mar era más lento de manera marginal, siempre sutilmente más lento, que la década anterior a ella», manifestó Watson.

Los investigadores señalan que es «razonable» pensar que esta aceleración en el crecimiento del nivel del mar se debe a que los hielos de la Antártica y la zona de Groenlandia se derriten, como también han demostrado recientes estudios.

Watson indicó que hay que prestar atención a la variación de los parámetros y revisar constantemente las cifras para establecer eventuales riesgos.

«Un solo número implica que esa tasa es constante en el tiempo. Y creo que lo que está emergiendo aquí es que ese no es el caso. Esa tasa de cambio está aumentando. Para todo el que vive alrededor del margen costero, eso es un hecho muy relativo», subrayó.

El investigador Jonathan Gregory avaló los resultados de la investigación de Watson: «El mejor acuerdo del registro del altímetro después de la investigación es una razón para tener mayor confianza en las proyecciones».

Un grupo encabezado por Carling Hay publicó un artículo en enero en Nature acerca de la aceleración de la subida del nivel del mar. Las proyecciones presentadas por el equipode la Universidad de Harvard «se basan en reconstrucciones del nivel del mar en el pasado, por lo que será importante recalibrar estos modelos con los nuevos datos», según Hay. Los autores aclararon que las aguas no aumentan sólo por el calentamiento global, sino que también en consideración a los patrones geográficos.

Fuente: Crónica Chillán 13 mayo 2015