El plan para energía limpia del Presidente Obama ayudara. Es necesario que la implementación requiera que los planes de los estados conforman con los derechos civiles del pueblo. Encuestas recientes muestran que los latinos son mucho más propensos a ver el cambio climático como un asunto extremadamente o muy importante para ellos personalmente. Los latinos se encuentran entre los mayores partidarios de la acción para frenar el cambio climático, más dispuestos a pagar un aumento en los costos de los servicios a cambio de energía limpia y son los votantes verdes más leales.

Sin embargo, funcionarios públicos, ecologistas convencionales, y medios de comunicación frecuentemente segregan a la comunidad latina. De manera desproporcionada, el cambio climático afectará a las personas de escasos recursos, lo que agravará la brecha económica. El cambio climático empeorará una serie de problemas de salud que son particularmente complejos para muchas comunidades latinas.

También, amenaza los lugares de origen de muchos latinos de manera más dramática que a las comunidades en los EE.UU. La respuesta oportuna a los retos del cambio climático puede crear nuevos empleos, mejorar la salud de las personas, reducir los costos de calefacción y refrigeración y disminuir el daño causado por la producción de combustibles fósiles. Una gran cantidad de servidores públicos han ignorado el problema durante tanto tiempo que el cambio climático es ahora una grave emergencia que requiere de acción inmediata por parte de todos los niveles de gobierno.

Podemos impulsar la economía y promover la salud, el medio ambiente y la justicia igualitaria al mismo tiempo. El plan para energía limpia del Presidente Obama ayudara. Es necesario que la implementaciónrequiera que los planes de los estados conforman con los derechos civiles del pueblo.

El Santo Padre Francisco en su carta encíclica sobre el cuidado de nuestra casa común dice que el clima es un bien común, de todos y para todos. El Santo Padre escribe que no ho hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socioambiental.

“Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza.”

The City Project se ha comprometido de trabajar con el Presidente, el congresista Raúl Grijalva, Catholic Climate Covenant, y nuestros compañeros en el movimiento para los derechos civiles, justicia del medioambiente, y la salud pública para apoyar un acuerdo entre las naciones en Paris en diciembre de 2015.

Fuente: http://www.lasamericasnews.com/index.php/es/actualidad/6140-declaracion-sobre-la-justicia-del-clima-y-el-plan-para-energia-limpia-del-presidente-obama