Ciudad boliviana de Potosí tiene garantizada agua potable solo para unos cinco meses