Conferencia de Bonn: los gobiernos se preparan para aumentar la ambición climática