Así lo manifestó José Antonio Prado, coordinador del Departamento de Cambio Climático del Ministerio de Agricultura, en una conferencia desarrollada en la Universidad de Concepción donde remarcó los beneficios que brinda la forestación para atenuar las emisiones de CO2.

En su conferencia “Bosques y Cambio Climático”, Prado fue enfático en subrayar la posibilidad de convivencia entre las plantaciones forestales con otros cultivos agrícolas, la sustentabilidad y eficiencia de la industria forestal, mediante la diversificación y el valor agregado de su producción.

¿Qué rol tiene el sector forestal chileno con respecto al cambio climático?

Chile es un país al que el cambio climático podría afectar severamente, ya que podría llevarnos hacia un proceso de desertificación importante, caracterizado por menor vegetación y mayores temperaturas lo que, obviamente, afectaría todos nuestros sistemas productivos y actividades forestales. A pesar de que Chile no es un gran emisor, está muy interesado en que se lleguen a soluciones importantes a nivel global para la mitigación del cambio climático y es por eso que tiene una participación activa en las discusiones.

Para nuestro país el tema forestal es sumamente importante cuando hablamos de mitigación de cambio climático. Hace algunos años Chile era carbono neutral, es decir, la cantidad de plantaciones forestales y una oferta de madera superior a la demanda, por lo tanto, habían bosques creciendo siempre.

Es decir, ¿en este momento tenemos niveles importantes en reservas de bosques como mitigación a las emisiones?

En los años 90, cuando había gran cantidad de bosques creciendo, eso permitía que la línea de emisiones fuese cero, ya que el crecimiento de las plantaciones compensaba todas las emisiones del país. Hoy día, eso está cambiando porque hay más consumo. En el caso de las plantaciones, tiende a compensarse lo que se está plantando versus lo que se está consumiendo. Lo que está aportando a la captación de CO2 es el bosque nativo, pero si llegásemos a eliminar las plantaciones, se generaría un desbalance tremendo.

En la Región del Biobío algunos hablan de limitar el crecimiento del sector forestal ¿Qué le parece esa afirmación? ¿Va en contra de la tendencia mundial?

Desde el punto de vista del cambio climático tendría un efecto negativo, pues reduciríamos considerablemente nuestra capacidad de captura de CO2. Desde el punto de vista de satisfacer el consumo de madera a nivel global, las plantaciones forestales deben jugar un rol fundamental. La demanda por madera está creciendo enormemente y estamos pensando que al 2050 -que está a dos pasos- el mundo va a tener 9 mil 600 millones de personas y hay economías como China e India que se están desarrollando tremendamente y la solicitud de productos derivados del bosque de esos países va a ser muy alta.

¿Qué pasaría si no tuviéramos plantaciones forestales? ¿Cómo se suplirían las demandas por madera?

La gente se va a ir a los bosques nativos, con todo el impacto que tiene eso en términos de biodiversidad biológica, de clima y de agua. Por lo tanto, si uno puede producir madera de manera más eficiente en menor espacio, es un tremendo negocio.

A su juicio, ¿cuáles son las variables que hacen sustentable la actividad forestal?

Los bosques y las plantaciones forestales producen una serie de impactos, algunos positivos y otros negativos, pero hoy día con los conocimientos de manejo que existen, los impactos negativos se pueden mitigar. Las plantaciones son perfectamente sustentables, porque hay una serie de mitos en relación a las ellas. Muchos están basados en datos reales pero son verdades a medias.

¿Entonces no se debe buscar un equilibrio entre lo que son cultivos forestales y agrícolas?

No es una regla que haya que eliminar las plantaciones. Sobretodo porque son valiosas desde el punto de vista climático y del control de la polución. Lo que se debe hacer es manejar adecuadamente el paisaje, es lo que las empresas forestales deben hacer para reducir los impactos negativos. Si tenemos enormes extensiones cubiertas con bosques compactos de una sola edad, eso tiene un impacto grande, pero si tenemos un mosaico de bosques de diversas edades y respetamos las áreas de vegetación en los campos, podemos reducir los impactos negativos de las plantaciones sobre el agua.

¿Cuál es su evaluación del sector forestal en el país?

Éste se ha caracterizado por ser tremendamente eficiente, ha diversificando y agregado valor a su producción. En ese sentido, ha hecho un gran trabajo. Lo que le falta es potenciar y desarrollar a la mediana y pequeña empresa, como en Europa.

Fuente: http://www.lignum.cl/2015/01/13/el-sector-forestal-es-importante-para-mitigar-el-cambio-climatico/