Por séptimo año consecutivo, la magia de La Hora del Planeta se proyectó en diversos puntos del país entre las 20.30 y las 21.30 horas.

Desde Arica hasta Puerto Cisnes, miles de chilenos quisieron unirse a esta acción global impulsada por WWF para dar una señal potente de preocupación frente al fenómeno del cambio climático y la protección de los recursos naturales y el medio ambiente. Cicletadas, corridas, talleres ecológicos, actividades culturales e incluso navegación en kayak por los ríos de Valdivia, formaron parte de esta instancia de reflexión y consciencia frente a lo que cada uno puede hacer para construir un futuro sustentable y en armonía entre los seres humanos y la naturaleza.

Con la participación de cerca de cinco mil personas durante todo el día, la Plaza de la Aviación de Providencia fue el escenario principal de La Hora del Planeta en Chile. Desde temprano se realizaron diversas acciones de índole ecológico, incluyendo talleres de lombricultura, huertos, observación de aves, eficiencia energética en el hogar y reutilización de envases tetrapaks y CDs. Esto, además de clases de baile y demostraciones de generación de energía renovable alternativa, a cargo de la Universidad Tecnológica Metropolitana.

Esto, como antesala a un original flashmob dirigido por Zumba Chile, que combinó luces led y movimiento, además de la murga Zamba y Canuta, y un show de Hologramas Film con intervenciones de Tronled.

“Este año buscamos que la Hora del Planeta  fuera un llamado a tomar acciones frente al cambio climático, pero tampoco pudimos quedarnos indiferentes ante la emergencia que se está viviendo en el norte del país. Por eso decidimos aprovechar esta oportunidad para convocar a las personas a participar y colaborar con una botella de agua. Esta contribución irá en ayuda directa de los chilenos que están viviendo momentos difíciles”, señaló el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, uno de los embajadores de La Hora del Planeta en Chile.

Por su parte, la alcaldesa de Providencia, y también embajadora de esta campaña, Josefa Errázuriz, sostuvo que “con La Hora del Planeta queremos reforzar la búsqueda de un mundo más sostenible y eso va alineado con construir, juntos, un mundo más solidario y amigable también. Hoy invitamos a esta gran celebración, con muchas sorpresas, pero también llamamos a colaborar con agua embotellada para los damnificados del norte del país, llamado que tuvo una excelente acogida en el punto de acopio que dispusimos en la Plaza de la Aviación”.

Ricardo Bosshard, director de WWF Chile, agradeció el apoyo que recibió la campaña por parte de la Municipalidad de Providencia, por segundo año consecutivo, y también el respaldo entregado por las demás organizaciones socias de La Hora del Planeta, como el MMA, la UTEM y Bicicultura. “La Hora del Planeta es de todos, porque cada uno de nosotros tiene el poder de hacer un cambio. Esta noche, las miles de personas que se congregaron en esta plaza se unieron en una misma voz con millones y millones de habitantes de todo el mundo. A través del apagado de las luces dejaron claro que el cambio climático es un fenómeno que sí le preocupa a la gente, a los ciudadanos, y que si bien ya está mostrando sus consecuencias, aún podemos mitigar sus efectos, siempre y cuando todos los sectores, incluyendo a los gobiernos, las empresas y las personas, se unan en la búsqueda de soluciones para asegurar un futuro más sustentable”.

Fuente: http://chile.panda.org/?243170/lhp2015providencia#