En junio, el Papa Francisco publicará su segunda encíclica, que tratará sobre la protección del medio ambiente, tema que ha marcado su gestión.

En la reunión que sostuvieron ayer el Papa Francisco y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, previa a la conferencia «Proteger la Tierra, dignificar a la Humanidad», sumaron fuerzas para advertirle al mundo de los efectos adversos del cambio climático.

Una lucha que ambos líderes catalogaron como una «cuestión moral».

Ban Ki-moon aseguró a EFE que «mitigar el cambio climático y adaptarse a sus efectos es necesario para erradicar la extrema pobreza, reducir la desigualdad y garantizar un desarrollo equitativo y sostenible». Agregó que «ciencia y religión no son conceptos contrapuestos, por lo tanto deben estar alineados».Y que la lucha por revertir el cambio climático «es una obligación moral que se extiende a todos: líderes políticos, empresarios, sociedad civil y ciudadanos corrientes».

El cuidado del medio ambiente también es una preocupación del pontificado de Francisco.

En la exhortación apostólica de 2013, «Evangelii Gaudium» abordó la necesidad de cuidar el entorno ecológico, ya que «el planeta es la casa común de toda la humanidad».

Según The Vatican Insider, el Pontífice tiene lista una encíclica sobre el medio ambiente (falta solo la traducción a las diferentes lenguas), la que sería publicada entre junio y julio. Y en septiembre, durante la próxima conferencia de las Naciones Unidas, tiene previsto realizar un discurso sobre el desarrollo sostenible, ya que cree que «es el hombre el principal responsable del cambio climático».

Jorge Bergoglio, una vez elegido Papa, tomó su nombre en homenaje a San Francisco de Asís, «el hombre que ama y custodia la creación. El hombre de los pobres».

«Todos (los argentinos) esperaban que me pusiera Jesús II».
FUE LA BROMA DEL PAPA AL PRESIDENTE DE ECUADOR, RAFAEL CORREA, TRAS LA AUDIENCIA QUE SOSTUVIERON AYER EN EL VATICANO, CON MOTIVO DE LA VISITA DE FRANCISCO A ESE PAÍS EN JULIO