Los efectos e impactos del cambio climático en Chile; opciones y medidas de mitigación y adaptación a este fenómeno para empresas, ciudadanos y a nivel político; importancia, opciones y estrategias de reciclaje; el suministro energético del futuro; y movilidad sustentable, entre otros temáticas verdes, son la parrilla programática de la primera versión de la “Semana del Clima: Santiago Sustentable-Juntos contra el cambio climático”.

Se trata de una serie de conferencia, exposiciones, talleres y debates organizados por la Fundación Konrad Adenauer junto a Ahu Newen, que se realizarán entre el martes 13 y el próximo viernes 16 de junio. Todos estos eventos tiene en común que abordan la temática de la sustentabilidad y los esfuerzos mundiales para afrontar el cambio climático.

En la conferencia inaugural, el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, habló sobre el rol que tiene Chile en el Acuerdo de París, del ejemplo a seguir que es nuestro país con respecto a su agenda climática (por eso fue invitado por primera vez un ministro de Estado a una reunión de G7 por el Medio Ambiente que se realizó en Italia esta semana), y sobre el impacto de la variabilidad climática que estamos viviendo en diferentes regiones del país.

Negacionismo climático

“Lo que hace algunas décadas era alarmismo en cambio climático, hoy es una realidad en Chile”, advirtió el secretario de Estado, aludiendo a los incendios forestales devastadores del verano (con la pérdida de 600.000 hectáreas), la sequía del sur de Chile, los aluviones en el desierto más árido del mundo (Atacama) en 2015 y 2017, o que llueva en Antofagasta 12 horas lo mismo que en 15 años.

Mena agregó que en el mundo se están dando dos tipos de negacionismo climático por parte de algunos líderes, los que niegan la ciencia del cambio climático y otros que niegan la acción para combatirlo. “En Chile, por el contrario, no hay negacionismo climático, ya que incluso pronto las escuelas impartirán clases sobre cambio climático para contar con futuros ciudadanos ambientales que tomen buenas decisiones para el medio ambiente”, subrayó el ministro.

El embajador de Alemania en Chile, Rolf Schulze, por su parte, destacó el trabajo que esta desarrollando Chile con su matriz energética. “Este Gobierno ha tomado las acciones necesarias para aumentar sus energías renovables que es el futuro de la energía en el mundo”, valoró Schulze, recordando que el 85% de la producción energética alemana corresponde a energías limpias.

Finalmente, el ministro Mena aseguró que el Acuerdo de París es la herramienta para combatir el cambio climático, y que es el inicio del trabajo para llegar a una economía que sea cero emisión hacia finales de este siglo.

Fuente: Revista Aqua