En Chile, los ciudadanos ven como un gran desafío medioambiental el agotamiento de los recursos naturales.

La lista de preocupaciones ambientales es tan larga que es difícil llegar a un consenso global sobre qué asuntos deberían recibir mayor atención de las autoridades locales. El panorama cambia cuando se analiza individualmente cada uno de los países, que suelen priorizar sus problemas por sobre los del resto del mundo.

Aun así, según una encuesta Ipsos realizada en 28 países de todas las regiones, el 30% de los ciudadanos percibe el cambio climático como uno de los mayores y más importantes problemas de la actualidad, y 87% de las personas cree que el clima del mundo está cambiando.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retiró formalmente a su país del Acuerdo de París sobre el cambio climático, pero 37% de los estadounidenses expresaron su preocupación por este tema, que es relevante para el 40% de los franceses -cuyo Mandatario, Emmanuel Macron, es uno de los líderes en la lucha contra el calentamiento global-.

En todo el mundo, el 30% de los encuestados califica la contaminación del aire y el tratamiento de residuos como desafíos importantes.

La principal preocupación de los chilenos (41%) es la contaminación del aire. Según datos del Ministerio del Medio Ambiente, ciudades como Chillán, Los Ángeles, Temuco, Osorno y Coyhaique están hoy en emergencia ambiental, mientras la Región Metropolitana, Curicó y Puerto Montt están en preemergencia por la contaminación debido al uso de leña y a las malas condiciones de ventilación.

Este también es visto como el principal problema en dos países que han experimentado un rápido crecimiento económico gracias a su actividad industrial en las últimas décadas: China (57%) e India (42%).

El agotamiento de los recursos naturales es la segunda mayor preocupación de los chilenos (37%), al igual que el cambio climático (37%). A diferencia de los otros cuatro países latinoamericanos que participaron de la encuesta (Argentina, Perú, Brasil y México), la inundación es el tema ambiental que menos urge a Chile (6%).

Tanto la contaminación del agua como la deforestación son preocupaciones importantes en la región, mientras que en las futuras fuentes de alimentos y suministros y las emisiones de gases de efecto invernadero los países latinoamericanos se ubican entre los 10 últimos del listado. En Europa, la conservación de vida silvestre y el exceso de embalajes son vistos como desafíos importantes, mientras la contaminación del agua preocupa a solo el 16% de los franceses, al 12% de los alemanes, al 10% de los belgas y al 8% de los británicos.

Los habitantes de Sudáfrica, un país que sufre con la sequía desde hace más de tres años, identifican como principales problemas el agua potable de mala calidad (44%), la sobrepoblación (33%) y las futuras fuentes de alimentos y suministros (30%). Arabia Saudita, una economía que se ha fortalecido a través del comercio mundial del petróleo, informa tres cuestiones relacionadas con este como las más preocupantes: el futuro de las fuentes de energía (31%), el agotamiento de los recursos naturales (25%) y la contaminación del aire (22%).

Residuos

Según Ocean Conservancy, 275 millones de toneladas métricas de residuos plásticos son producidas cada año. De estas, ocho millones de toneladas métricas contaminan los océanos anualmente. El 85% de los encuestados a nivel mundial expresaron preocupación sobre el impacto de los envases de plástico, bolsas plásticas y otros artículos desechables no reciclables, y 36% de la población cree que todos deberíamos compartir la responsabilidad para combatir este problema.

A nivel de políticas públicas, 45% de los encuestados cree que el Gobierno debería gastar más para mejorar la gama de artículos reciclables. Pero solo el 22% cree que se debería multar a los hogares que no reciclan lo suficiente y el 12% de los encuestados estaría dispuesto a pagar extra por productos de embalaje no reciclable.

En Chile esas tendencias son similares. “Todavía no hay un cuestionamiento hacia nuestros hábitos individuales. Se espera que los cambios vengan desde las empresas y las regulaciones, y hay poca conciencia de que como sociedad civil o como consumidores tenemos el poder de generar un cambio real”, dijo a “El Mercurio” el director de Ipsos Public Affairs, Miguel Pinto, quien considera que la importancia de este estudio es poner el foco “en la percepción del ciudadano común”, y “no en los académicos, científicos y gobiernos”.

La encuesta fue realizada en línea a un total de 20.794 personas de entre 18 y 65 años entre el 23 de marzo y el 6 de abril de este año. En Brasil, Chile, China, India, Malasia, México, Perú, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica y Turquía los encuestados producen una muestra nacional que se considera que representa una población más afluente y conectada. Ipsos aclara que estos siguen siendo un grupo social vital para entender estos países, que representan una clase media emergente e importante; en esos casos, el margen de error es de +-5 puntos porcentuales. En las otras 17 naciones (Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Hungría, Italia, Japón, Polonia, Rumania, Serbia, Corea del Sur, España, Suecia y Estados Unidos) los encuestados generan muestras representativas a nivel nacional, margen de error de +-3,5 puntos porcentuales.

Fuente: El Mercurio.

(Visitada 45 veces, 1 visitas hoy)