Berlín será a partir del lunes próximo sede del VI Diálogo de Petersberg sobre el Clima, con la presencia de la canciller federal alemana Ángela Merkel y el presidente francés Francois Hollande. El VI Diálogo de Petersberg se lleva a cabo de cara a la preparación de la Conferencia sobre Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que tendrá lugar en diciembre próximo en París, Francia.

Este evento constituye una de las últimas oportunidades para preparar un nuevo acuerdo internacional sobre el clima antes de la celebración de la conferencia de París. El director nacional de la Asociación Alemana de Ayuda Ambiental, Sascha Müller-Kraenner, señaló que debido a la importancia de la cita se espera con gran expectación el discurso que Merkel pronunciará el martes próximo. “La canciller federal pidió en el anterior Diálogo Climático de Petersberg, el año pasado, un cambio global en la protección del clima. Pero mientras la concentración de dióxido de carbono registró una cifra récord en la atmósfera, Alemania sigue siendo uno de los estados que más contamina”, dijo Müller-Kraenner.

En su opinión, en un año en el que Alemania ostenta la presidencia del G-7 y el cambio climático, se sitúa según la mandataria, entre sus prioridades, esto es una especie de “certificado de incapacidad”. Merkel, quien fue ministra de Medio Ambiente en gobierno anteriores, no ha realizado, según Müller-Kraenner, una clara defensa del clima con el rechazo del uso del carbón. “Alemania tendría con eso la oportunidad de demostrar a la comunidad internacional que la eliminación de combustibles fósiles, como el carbón, no solo es factible, sino que también puede ser un modelo de éxito”, dijo el director de la Asociación.

En la actualidad, las centrales eléctricas más antiguas del país, recordó, producen un excedente de electricidad que impide la inversión en tecnologías limpias de cara al futuro no solo en Alemania, sino también en otros países europeos. “Merkel debería revisar sus palabras. Hablar es plata, actuar es oro, porque para reducir las emisiones de carbón no solo es necesario que logremos nuestro objetivo climático, sino que esta necesidad también se corresponde con nuestras responsabilidades con la comunidad internacional”, dijo. Las organizaciones no gubernamentales alemanas para el cambio climático consideran la producción y uso del carbón como un gran lastre para la ecología, el efecto invernadero y la limpieza del aire.

Fuente: http://noticias.terra.com/mundo/berlin-sera-sede-de-cita-sobre-cambio-climatico-a-partir-del-lunes,a1ea0304fa124afc52206b2b7ff77705c9z5RCRD.html