La Red de Acción Climática (CAN) da la bienvenida al resultado alcanzado bajo el Protocolo de Montreal para reducir “súper gases del efecto invernadero”, conocidos como hidrofluorocarbonos (HFC). Esto es un paso crucial hacia la restricción del calentamiento y la acción climática más grande del año, sólo unas semanas antes de que líderes se reúnan en Morruecos para las negociaciones climáticas internacionales.

La enmienda establece tres horarios diferentes para todos países desarrollados y los en vías de desarrollo para suspender y entonces reducir su producción y uso de los HFC.

Los países desarrollados accedieron a hacer las primeras reducciones de los HFC antes del año 2019. China, Brasil, Sudáfrica, Argentina, y más de 100 otros países en vías de desarrollo se han comprometido a suspender su producción y uso de los HFC antes del año 2024, e implementar otras reducciones después. India, los Estados de Golfo, y Pakistán han accedido a reducir los HFC en una línea de tiempo más lenta.

En los años que vienen es crucial que los países trabajen para hacer la transición a las alternativas eficientes en energía y amigables con el medioambiente. El fortalecimiento  de la tecnología en que se pusieron de acuerdo ayudará con la rápida madurez de alternativas y permitirá que países fortalezcan sus acciones.

Los resultados de Kigali sobre los HFC, con el resultado reciente sobre emisiones de aviación, muestran que los gobiernos toman en serio el objetivo del Acuerdo de París. CAN espera que los países aceleren su ambición nacional a través del tiempo, pero suficientemente pronto para tener la posibilidad de limitar el aumento de la temperatura global a 1.5°C.

Representantes de organizaciones civiles de la sociedad reaccionaron al acuerdo

“Esto representa un avance importante: El mundo se ha unido para limitar los HFC que destruyen al planeta y contaminan. Esto es el paso más grande que podemos tomar en el año después del Acuerdo de París en contra de las amenazas en crecimiento del cambio climático. E incluir los HFC bajo el Protocolo de Montreal envía un mensaje claro al mercado global: que necesitan sustituir estos productos químicos y peligrosos con una nueva generación de alternativas amigables al medioambiente y eficientes en energía.” David Doniger, el director del programa Clima y Aire Limpio de NRDC.

“El éxito de este acuerdo será determinado por cuánto los países en vías de desarrollo pueden saltar por encima de los HFC y cuánto los países pueden evitar otra alternativa de producto químico como las HFO tóxicas y adoptar refrigerantes naturales. Esto será decisivo en los meses y años que vienen.” Paula Tejón Carbajal, estratega global, Greenpeace Internacional

“Este acuerdo refleja la disposición de todas las partes a combatir el cambio climático. Lo que hemos logrado en Kigali es el principio. Podemos aumentar este éxito y mejorar las acciones climáticas de países bajo el Protocolo de Montreal y en otros acuerdos climáticos, especialmente el Acuerdo de París,” dijo Chandra Bhushan, Director General Adjunto, CSE

“Para facilitar el cambio a los refrigerantes más nuevos y más seguros se requerirá financiamiento adecuado por el Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal para permitir que los países más pobres puedan invertir en la tecnología nueva. Es crucial que los países desarrollados también compartan su progreso en los avances tecnológicos.” Benson Ireri, Asesor Principal de Políticas, Ayuda Cristiana

“La Enmienda de Kigali, poco antes de la adopción del Acuerdo de París, resulta una acción global concreta para combatir cambio climático catastrófico. Con billones de toneladas de emisiones todavía en juego, el éxito final de la enmienda de Kigali dependerá en acelerar la eliminación de estos matadores del clima industriales en las reuniones que vienen.” Clare Perry, Líder de la Campaña del Clima, Agencia de Investigación Medioambiental.

Leer declaración original de CAN International.

Fuente: CAN Internacional