«Sí estamos fracasando en materia de cambio climático», afirmó Dale Jamieson, académico de la Universidad de Nueva York. El doctor en Filosofia dictó una charla, el jueves a las 19 horas, en la segunda versión del Congreso del Futuro en Valdivia, donde sostuvo que la intensidad del calentamiento global es creciente y que en 2015 casi todo el mundo pasó por periodos de calentamiento, de entre dos a tres grados centígrados.

El aumento gradual de las temperaturas de la atmósfera y océanos genera diferentes impactos. Según explicó el académico entre los dos y tres grados centígrados se podrían perder los polos y los ecosistemas, elevar el nivel del mar producto del derretimiento de los hielos; entre tres y cuatro grados centígrados puede generar eventos más extremos: aumento exponencial de los refugiados, desestabilización de los gobiernos, entre otros.

El académico aseguró que las personas pobres son las que más sufrirán con los efectos del cambio climático, «porque ellos no tienen ningún poder para cambiar su situación».

MEDIDAS

Dale Jamieson indicó que para desacelerar el cambio climático existen dos desafíos: adaptarse a éste y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Frente a estos dijo que la responsabilidad es de todos, de cada ciudadano como de los líderes políticos.

«Este es el problema más difícil que la humanidad alguna vez ha tenido que enfrentar. Y cuando tienes una sociedad ampliamente democrática, los políticos no son agentes completamente libres, ellos solamente pueden lograr cambios que la sociedad les permite. En algunos países, cuando tenemos líderes políticos que sí quieren logran algunos cambios no son premiados por los que votan, tenemos que premiara los líderes políticos que son visionarios en este tema y castigar a los que no lo son», enfatizó.

Asimismo, planteó que existe una negación frente al cambio climático y que el problema es más profundo que la ética, tiene que ver con la sicología humana que tiende a privilegiar lo visual, lo que está más próximo; en ese sentido indicó- «no se nos construyó para responder a las emisiones de gases invisibles (…) el cambio climático va a matar a muchas personas, pero será una muerte invisible».

EFECTOS EN EL AGUA

El cambio climático y sus efectos en el agua también fueron abordados por el académico en un panel realizado ayer que incluyó a Daniel Ronen, presidente del Comité Nacional de Israel del Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO; y a los académicos de la Universidad Austral de Chile Antonio Lara y Laura Nahuelhual.

Ronen se refirió en su presentación al comportamiento del ser humano en relación al agua. Dijo que faltan buenos profesionales en hidrología, «en lo referente al agua todos son expertos y creen que saben todo». Asimismo, apuntó a la falta de gerenciamiento cuantitativo del recursos agua, «esto es un proceso de toma de decisiones cuantitativo y esto generalmente con respecto del recurso agua no se hace y tenemos una necesidad urgente de estos sistemas de toma de decisiones», sostuvo.

Para Antonio Lara «tenemos déficit hídrico y sequía para rato». Principalmente apuntó al cambio de uso de los suelos ya la expansión de las plantaciones forestales. En ese sentido, indicó que la restauración de los bosques nativos debe ser una acción prioritaria dentro de la estrategia nacional de adaptación al cambio climático, asimismo que se requieren modificaciones a la Ley de Bosque Nativo y una ley de fomento y regulación de la forestación.

Además, Lara dijo que es necesario «aumentar la inversión pública y privada, acá no hay milagros, es decir, las empresas tienen compromisos, y así lo han dicho, de restaurar una superficie importante, en total de más de 30 mil hectáreas».

Fuente: Diario Austral de Valdivia