Cooperativas y comités de agua potable mantienen una cartera de proyectos para afianzar el servicio.

Las cooperativas de servicios sanitarios y comités de agua potable, que cumplen importantes funciones llevando el recurso hídrico y servicios asociados hasta sectores que las distribuidoras de agua convencionales no llegan, se encuentran enfrentando los estragos de una prolongada sequía, con una batería de obras y proyectos para mantener la factibilidad de sus servicios y evitar acudir a los tan resistidos racionamientos.

Es el caso, por ejemplo, de la Cooperativa de Servicios Sanitarios Los Maitenes, que atiende a unas 1.400 familias de Limache y Olmué, y cuyo rango de acción va desde el paradero 2 al 18 de avenida Eastman, que une a ambas comunas, con una red de más de 40 kilómetros.
Problema permanente

Su gerente, Hugo Aonzo, informó que el problema de la escasez del recurso hídrico crece considerablemente en el verano, cuando la población flotante en su área de influencia aumenta el doble.

Para esta Cooperativa, la solución ha sido considerar a la sequía como un problema permanente y anticipar las acciones. En pocas palabras, vienen desarrollando desde el 2008 y 2009, una serie de obras y proyectos para hacerle frente y asegurar el abastecimiento.

«Hemos logrado la construcción de tres pozos profundos nuevos, acá en Los Maitenes por el lado del Estero, y con eso hemos logrado enfrentar estos últimos dos o tres veranos, porque de lo contrario hubiésemos tenido que llegar, a lo mejor, a un racionamiento. Hoy tenemos agua para dotar a nuestros clientes y a la población flotante que llega en verano, pero no sabemos mañana. El agua es un tema incierto, que por muchos que hagamos pozos y en un momento tengamos mayor captación de agua, el recurso se puede ir de un día a otro», manifestó el gerente de Cooperativa Los Maitenes.

Hugo Aonzo dijo que además del aumento del consumo en verano, han debido hacer frente a un crecimiento permanente de la demanda por agua potable y servicios sanitarios de la población fija durante todo el año. Y aquí nuevamente influye la sequía, pues al secarse los pozos de predios particulares que pertenecen a clientes de la Cooperativa Los Maitenes, estos han demandado más agua del sistema.

«Nosotros estamos asumiendo la sequía como algo instalado, como de cambio climático. Creo que nosotros fuimos previsores en ese sentido y nuestros clientes no han debido sufrir racionamientos por cortes de agua o por falla en los pozos», sostuvo Aonzo, quien aseveró que han salido al paso de la sequía con sus propios recursos, sin recurrir a las autoridades regionales o comunales en lo que respecta al apoyo logístico, como camiones aljibe.

La construcción de los mencionados pozos se logró previa postulación a fondos de emergencia por sequía, y durante el presente año la Cooperativa construyó con fondos propios por 200 millones de pesos, un nuevo estanque de regulación que les permite una acumulación de 200 mil litros extra, sumado a una nueva red de impulsión y de distribución.

En la actualidad Cooperativa Los Maitenes mantiene seis pozos operativos, cuatro estanques reguladores principales y dos auxiliares. Para los próximos años, mantiene un proyecto de mejoramiento integral ya diseñado, por 1.300 millones de pesos, que esperan financiar con una postulación al Fondo Nacional de Desarrollo Regional para aumentar aún más la capacidad de captación, conducción, almacenamiento y distribución de agua potable.
Quebrada Alvarado

En el caso de esta localidad rural de la comuna de Olmué, la escasez de agua potable pudo pasar a ser grave, de no haber mediado la reciente construcción de un pozo profundo. Ello debido a que los pozos norias donde se captaba el recurso se encuentran prácticamente secos.

El Comité de Agua Potable de Quebrada Alvarado, que administra el sistema, se encuentra a la espera de la priorización por parte de la Dirección de Obras Hidráulicas, de la construcción de un segundo pozo profundo y de una red de estanques para el almacenamiento, debido a que la actual infraestructura es sumamente frágil, con una red de cañerías estimada en más de ocho kilómetros para satisfacer la necesidad de unas 800 familias y con una demanda en crecimiento.

El presidente de dicho comité, Aldo Vásquez, comentó que «el sector que nosotros atendemos es demasiado extenso y nuestra red es muy antigua y ya no podemos hacer más empalmes, porque podríamos colapsar a los usuarios que hay en estos momentos. La solución a este problema pasa por construir un estanque más, que ya estamos postulando pero que se han demorado en la DOH». Además de estos proyectos, el Comité de Agua Potable Quebrad Alvarado, ha acudido a la instrucción de sus clientes en el manejo del agua, para aminorar los efectos de la sequía.

La deficiencia del sistema les impide en la actualidad desplazar con mayor eficacia el agua y por lo mismo es que desde 2008 están insistiendo frente a la autoridad en la concreción de un proyecto de mejora integral de la red, junto a un nuevo estanque de regulación.
Recuadro :
PRÓXIMOS PROYECTOS Y OBRAS

Un proyecto de mejora integral del sistema por $1.300 millones espera llevar adelante la Cooperativa Los Maitenes.

800 familias de Quebrada Alvarado y sectores aledaños reciben los servicios del comité local, lo que aumenta al doble en verano.

Más de 40 kilómetros de redes en Limache y Olmué, posee la Cooperativa de Servicios Sanitarios Los Maitenes.

Solo con un pozo profundo para abastecer a unas 4 mil personas, cuenta la comunidad de Quebrada Alvarado.

Fuente: El Mercurio Valparaíso 25 diciembre 2014