Los bosques templados de Chile sufrirán el cambio climático de distinta forma