Seis avenidas de alto tráfico del Gran Santiago volverán a convertirse en vías exclusivas para el transporte público en las horas punta de los días en que haya preemergencias y emergencias ambientales por altas concentraciones de material particulado fino (MP 2,5).

A las que ya operaban el año pasado (Los Leones, San Diego y Nataniel) se sumarán Vicuña Mackenna, Matucana y Chacabuco. Además, desde el 1 de mayo hasta el 31 de agosto regirá la restricción vehicular para vehículos catalíticos, aunque solo durante días críticos. En preemergencias se prohibirá la circulación de dos dígitos y en emergencias deberán paralizar cuatro dígitos.

Para superar las críticas sobre falta de información que hubo en 2015, este año se reforzará la aplicación de dispositivos móviles «Aire Santiago», que informará sobre los ejes ambientales. Asimismo, se publicará un pronóstico desde las 20:00 horas.

Debido a la falta de lluvias que generaría el fenómeno de «La Niña», para este año se anticipan condiciones adversas para la dispersión de contaminantes. «Es probable que (los episodios) se mantengan este año e inclusive puedan aumentar», dijo el intendente Claudio Orrego.

Respecto de la consulta ciudadana, que arrojó un 40% de rechazo a la restricción vehicular para catalíticos en el nuevo plan de descontaminación de MP 2,5, el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, explicó que las opiniones serán respondidas una a una dentro del proceso de elaboración del plan definitivo.

Fuente: El Mercurio