Tag: onu

Noticias

Científicos presentan ante la ONU diagnóstico sobre el cambio climático

Los países deberían iniciar un proceso de revisión de sus compromisos de 2015, insuficientes pues conllevarían un aumento de la temperatura mundial en 3ºC.

Reunidos en Corea del Sur, los delegados de los Estados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estudian a partir de este lunes el último informe de los científicos del IPCC, un balance implacable de los efectos del cambio climático y del retraso para hacerle frente.

El informe se basa en 6.000 estudios científicos y advierte del fuerte impacto que tendría un aumento de las temperaturas de 1,5 ºC. También plantea las opciones, limitadas, para actuar y mantener al mundo bajo ese umbral.

En 2015, en la cumbre COP21 celebrada en París, la ONU encargó a su Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) un informe sobre el objetivo de 1,5ºC.

Los países acababan de comprometerse a reducir sus emisiones para permanecer «muy por debajo de 2ºC» respecto a la era preindustrial.

El compromiso añadido de «proseguir con los esfuerzos para limitar el aumento a 1,5 ºC» se obtuvo en el último minuto y era una reivindicación de los Estados más vulnerables, como las islas pequeñas.

Pero desde entonces los investigadores han revisado los riesgos, en un mundo sacudido por un recrudecimiento de las olas de calor y los incendios forestales.

«Hace tres años, no había mucha literatura científica sobre un calentamiento del 1,5ºC», explica Jim Skea, profesor del Imperial College de Londres y copresidente del IPCC.

El informe, de 400 páginas, describe una clara diferencia de impacto entre 1,5 y 2ºC, en todos los ámbitos, ya sea en lo tocante al nivel de las olas de calor, a las extinciones de especies o a la productividad agrícola.

«Eso es importante pues aclara la cuestión: sí, marca una gran diferencia [1,5 o 2]», afirma Laurence Tubiana, arquitecta del acuerdo de París. «Recuerdo conversaciones con bastantes países antes de París, nos decíamos: ‘¿por qué 2 ºC? ¿por qué no 2,5 ºC?'».

¿FACTIBLE?

Con todo, hay dudas sobre la viabilidad del del objetivo de +1,5 ºC. La pregunta no es de poca importancia si se tiene en cuenta que en 2017 las emisiones mundiales fruto de la energía fósil volvieron a crecer.

«No damos una respuesta simple», avisa la climatóloga Valérie Masson-Delmotte, que copresidirá esta sesión coreana del IPCC. Pero «ahora estamos en la encrucijada. Mirar hacia 1,5 ºC, es mirar lo que nos va a pasar, en nuestra vida, no a la generación siguiente».

«Globalmente, este informe dice ‘hace falta que las emisiones alcancen su pico muy rápido’, a partir de 2020», resume Laurence Tubiana. «Creo que hay que utilizarlo para decir ‘esto es urgente, y hay soluciones'».

Estabilizar en 1,5 ºC el aumento exige neutralidad en las emisiones de CO2 a mitad de siglo, apunta el proyecto sometido al IPCC.

La publicación del informe llega dos meses antes de las negociaciones sobre el clima de la COP24. Los países deberían iniciar un proceso de revisión de sus compromisos de 2015, insuficientes, pues conllevarían un aumento de 3 ºC.

No obstante, no se espera que los Estados modifiquen el fondo del informe, pero podría haber un fuerte debate sobre la formulación del mismo, auguran los habituales del proceso.

Además, queda la incógnita estadounidense. «Estados Unidos podría apoyar a la ciencia, como han hecho en el pasado, u obstruirla», afirmó un autor, que pidió el anonimato.

Según el departamento de Estado, Trigg Talley un veterano de la diplomacia sobre el clima, fue el encargado de liderar la delegación, algo que los autores valoraron como «tranquilizador».

Una sesentena de gobiernos profirieron 3.600 comentarios sobre la versión preliminar, según Valérie masson-Delmotte. «De momento, está siendo constructivo», señaló.

En principio, la reunión se prolongará hasta el viernes, pero el informe debería hacerse público, oficialmente, el lunes 8.

Fuente: AFP. 1 de octubre de 2018.

Noticias

Empieza conferencia climática con la urgente tarea de avanzar en la aplicación del Acuerdo de París

Olas de calor, incendios forestales, sequías e inundaciones graves y sin precedentes en todo el mundo.

Con ese telón de fondo, los gobiernos se reúnen esta semana en Bangkok (Tailandia) del 4 al 9 de septiembre para preparar las directrices de aplicación del Acuerdo de París sobre el cambio climático. Estas directrices son necesarias para que el acuerdo sea implementado de manera justa y transparente para todos.

Tras dos años de negociación, se espera que estas directrices sean adoptadas en la conferencia anual de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP24), que se celebrará en Katowice, Polonia, en diciembre próximo.

Hasta ahora, las negociaciones han dado pasos modestos, por lo que la reunión de Bangkok es la última oportunidad antes de la COP24 para hacer avanzar las negociaciones.

En la víspera del comienzo de la conferencia, Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático, dijo: «Sobre la base de los progresos logrados hasta ahora, los países deben dar pasos decisivos para lograr en Katowice el resultado ambicioso y equilibrado que necesitamos».

Si no se alcanza un texto oficial de negociación en Bangkok, la COP24 será difícil.

«Es fundamental que en Bangkok los negociadores elaboren un texto sólido que sirva de base para la conclusión de las negociaciones en Katowice con la adopción de las directrices finales de aplicación del Acuerdo de París. Los avances logrados hasta la fecha aún no suficientes para lograr este propósito», dijo la Sra. Espinosa.

«Con sólo seis días de negociación en Bangkok, ONU Cambio Climático está trabajando de manera concienzuda para apoyar de manera eficaz a los países en su importante tarea», añadió.

Aunque su naturaleza sea muy técnica, las directrices de aplicación del Acuerdo de París son necesarias para monitorear los avances que se vayan logrando contra el cambio climático. Estas medidas climáticas deben servir para reducir los efectos del cambio climático, como sequías o las inundaciones, y para dar apoyo urgente a los países en desarrollo para que puedan contribuir a la acción climática.

Las directrices serán esenciales para determinar si se están reduciendo las emisiones al ritmo necesario para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C, y lo más cerca posible de 1,5°C en este siglo con respecto a los niveles de temperatura de la era preindustrial.

Las directrices también son necesarias para que las instituciones derivadas del acuerdo puedas trabajar de manera plenamente operativa.

«Los impactos del cambio climático son peores cada año. Esto conlleva que cada año el sufrimiento sea mayor para los más pobres y vulnerables del planeta, que en definitiva no han contribuido en casi nada a las causas del cambio climático», subrayó la Sra. Espinosa.

«Completar las directrices de aplicación y todos los aspectos operativos del Acuerdo de París servirá para desbloquear la acción frente al cambio climático sobre el terreno. Estamos ante una oportunidad clave dentro del proceso multilateral para que la sociedad en general aborde este problema mundial, sin dejar a nadie atrás», subrayó.

De cara a la COP24, están teniendo lugar numerosos eventos internacionales que ponen de manifiesto avances de la acción climática en todos los ámbitos, tanto económicos como de la sociedad civil, las ciudades o las regiones. Cada vez más actores están alineando sus planes estratégicas con los objetivos del Acuerdo de París.

«Los gobiernos lideran de manera clara el proceso internacional frente al cambio climático, pero ellos solos no pueden hacer frente a este desafío y necesitan el apoyo de todos estos actores, poniendo de manifiesto que se abre camino una nueva forma de multilateralismo más inclusivo», dijo la Sra. Espinosa.

Así lo están demostrando los eventos internacionales sobre el cambio climático cada vez numero. Las recientes semanas del clima en África, Asia y América Latina, la Cumbre de Acción Climática Mundial que se celebrará en San Francisco a mediados de septiembre y la Semana del Clima en Nueva York que tendrá lugar a finales de mes son algunos de esos eventos que reúnen a gobiernos y actores no estatales en torno al tema del cambio climático.

«Estos eventos están demostrando claramente que existe un impulso para la acción a nivel mundial y están demuestrando que el mundo está listo para la aplicación del Acuerdo de París tal y como los líderes mundiales lo habían previsto cuando en 2015 adoptaron el Acuerdo de París», concluyó la Sra. Espinosa.

Sobre la CMNUCC

Con 197 Partes, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) cuenta con un número de miembros que la hace casi universal y es el tratado precursor del Acuerdo de París sobre el cambio climático de 2015. El objetivo principal del Acuerdo de París es limitar el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 grados centígrados e impulsar esfuerzos para que no aumente más de 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. La CMNUCC es también el tratado precursor del Protocolo de Kyoto de 1997. El objetivo último de todos los acuerdos en el marco de la CMNUCC es estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que evitará la interferencia peligrosa del ser humano en el sistema climático en un plazo de tiempo que permita a los ecosistemas adaptarse naturalmente y que haga posible el desarrollo sostenible.

Fuente: unfccc.int/es. 03 de septiembre 2018

Noticias

Borrador ONU: Calentamiento global superará los 1,5°C a 2040

El calentamiento global superará el objetivo más estricto de los Acuerdos de París “alrededor de 2040” si siguen las tendencias actuales, amenazando el crecimiento económico, según un borrador de un informe de Naciones Unidas que supone la advertencia más severa hasta la fecha sobre los riesgos del cambio climático.

Los gobiernos aún pueden limitar el alza de las temperaturas por debajo del estricto techo de los 1,5 grados centígrados solo con transiciones “rápidas y de gran alcance” en la economía mundial, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la ONU.

La versión definitiva del borrador, a la que tuvo acceso Reuters y que tiene fecha del 4 de junio, tiene prevista su publicación para octubre en Corea del Sur, tras ser revisada y aprobada por los distintos gobiernos, y se convertirá en la principal referencia científica para combatir el cambio climático.

“Si las emisiones continúan al ritmo actual, el calentamiento provocado por el hombre superará los 1,5 grados centígrados alrededor de 2040”, según el borrador, que en líneas generales ratifica los hallazgos de un borrador anterior de enero, aunque es más exhaustivo al integrar 25.000 comentarios de expertos y más referencias de literatura científica.

Fuente: Reuters.

Noticias

La ONU convoca Cumbre del Clima 2019 en Nueva York

En la cita se revisarán los compromisos contraídos en el Acuerdo París. «No son suficientes», valora el secretario general Antonio Guterres. Por ello, se diseñarán planes de desarrollo sostenibles «más ambiciosos».

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha convocado la próxima Cumbre del Clima, que se celebrará en septiembre de 2019 en Nueva York, ciudad sede de la ONU, donde se revisarán los compromisos contraídos en París y se diseñarán planes de desarrollo sostenibles «más ambiciosos».

«Los efectos del cambio climático siguen extendiéndose por todo el mundo. En 2017 el costo económico total de los desastres relacionados con el clima alcanzó la cifra récord de 320.000 millones de dólares», ha asegurado Guterres en la apertura del 37º periodo de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en la capital de Cuba.

El dirigente de la ONU ha insistido -primero en inglés y luego en español-, en la «necesidad de adoptar medidas colectivas para apartar al mundo de ese camino que lleva al suicidio» y ha afirmado que los nuevos planes deberán basarse en la «inversión en un desarrollo resiliente y bajo en emisiones carbono».

Naciones Unidas lleva así el centro de los debates sobre el cambio climático hasta su sede en Estados Unidos, país que abandonó el Acuerdo Climático de París de la mano de su actual presidente, Donald Trump.

El mes de marzo pasado, Guterres ya nombró al exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg como su enviado especial para Acción Climática y anunció que el multimillonario estadounidense apoyaría a la ONU en su estrategia para el clima y en la organización de la cumbre sobre este asunto en 2019.

«La mayor amenaza sistémica a la humanidad»

En un discurso enfocado en la importancia de «redefinir el concepto actual de desarrollo» y de promover el compromiso con el cumplimiento de la Agenda 2030, Guterres ha advertido que el cambio climático es la «mayor amenaza sistémica a la humanidad». Recordó que en 2017 los huracanes que azotaron la zona del Caribe «destruyeron décadas de desarrollo en un momento» y durante su recorrido por los países afectados vio «un nivel de devastación que no había visto en la vida».

Según el secretario general de la ONU, «la temperatura y el nivel de acidez de los océanos son mayores hoy que en cualquier otro momento de la historia escrita y el vínculo entre el cambio climático y la devastación causada por el clima es evidente».

«En septiembre de 2019 convocaré en Nueva York una Cumbre del Clima, en la que se reunirán dirigentes de todos los ámbitos para cumplir los compromisos de París, pero también para elaborar planes para el desarrollo sostenible más ambicioso, porque los compromisos de París no son suficientes», remarcó Guterres.

Fuente: RTVE.

Noticias

Los siete chilenos que redactarán el informe de cambio climático de la ONU

El documento es clave para diseñar las futuras políticas planetarias en contra del calentamiento global. En su sexta versión, siete expertos chilenos ayudarán a confeccionarlo.

En 1988 el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) creó el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) para asesorar a los países para enfrentar el fenómeno y elaborar un informe que analice el estado del calentamiento global. Para ello reúne a los científicos de mayor trayectoria en el tema. Desde su fundación han publicado cinco informes.

El sexto está fijado para 2021 y en él participarán 226 científicos, siete de ellos chilenos, seleccionados entre 873 científicos: Fernando Farías, jefe de la División de Cambio Climático del Ministerio del Medio ambiente; Maisa Rojas, Laura Gallardo y Paulina Aldunce, del Centro de Ciencia del Clima y la Resilencia (CR2) de la U. de Chile; Alex Godoy, director del Centro de Investigación en Sustentabilidad de la U. del Desarrollo; Lisandro Roco, director del Instituto de Economía Aplicada Regional de la U. Católica del Norte y Francisco Meza, del Centro de Cambio Global de la U. Católica.

El informe consta de tres grupos de trabajo. El primero tiene 12 capítulos, en los que se evalúan los aspectos científicos sobre el sistema climático (como la influencia humana o cambios en el ciclo del agua y en el nivel del mar). En este grupo participará Gallardo y Rojas. Esta última será autora y coordinadora del capítulo 1, contextualizando el estado en que está el cambio climático a nivel global. “La idea es que el informe tenga un tono distinto.

El cuarto informe dejó claro que el calentamiento es inequívoco. En el quinto, en el que también participé, establecimos que los cambios en el sistema climático son claros. Si ya es inequívoco y son claros, ahora nos enfocaremos en cómo nos adaptamos”, dice Rojas. “Es un tremendo desafío, ya que somos dos autoras chilenas en este grupo. La vez pasada solo fuimos cinco chilenos, ahora somos siete, lo que significa que la investigación en Chile en relación al cambio climático ha madurado”, agrega. El segundo grupo de trabajo tiene 18 capítulos, en los que se hace un análisis de la vulnerabilidad de los sistemas socioeconómicos y naturales ante el cambio climático.

En este grupo trabajará Meza, Aldunce y Roco. Meza será autor en el capítulo 5: Alimentos, fibra y otros productos del ecosistema, que analizará cómo el cambio climático ha afectado a los sistemas agrícolas, forestales y de vegetación. “Año a año se dalia la producción, impactando el precio y la disponibilidad de productos. Nos han tocado periodos de sequía prolongado, en parte por el cambio climático, lo que ha significado un descenso en la producción”, explica Meza. Agrega que en Chile, hay cada vez más conciencia sobre el cambio climático e interés en conocer sus consecuencias.

“En el lado medio vacío del vaso, las acciones de adaptación del país son muy lentas, no se implementan con planes más robustos. Aún así, hemos hecho cosas bien, como reducir los agentes contaminantes, el impuesto al carbón(…) o el buen nivel de forestación”, dice. Aldunce será una de las autoras del capítulo 7, sobre salud, bienestar y la estructura cambiante de las comunidades. “Veré cómo impacta el cambio climático en el bienestar de las comunidades, cuáles son las poblaciones más vulnerable y cómo nos podemos adaptar a esto”. El cambio climático también tiene un efecto en las comunidades, sobre todo en sectores agrícolas y en poblaciones rurales, explica. “Uno de los impactos más grandes en el último tiempo es la sequía de 2009-2016, que se debe en 25% al cambio climático.

Las personas se quedan sin agua y hay que disponer camiones aljibe”. Aldunce es una de las chilenas que más veces ha participado en el informe. “Es importante la participación de países menos desarrollados como Chile, para llevar nuestra realidad a este informe y visibilizar nuestras problemáticas”, dice. El tercer grupo de trabajo contará con la participación de Farías y Godoy. El grupo contempla 17 capítulos y entregará medidas de mitigación, como la reducción de gases de efecto invernadero y analizará los costos y el financiamiento para llevar a cabo estas propuestas.

Fuente: La Tercera.

Noticias

COP 23: En medio de manifestaciones comenzó en Alemania la cumbre climática

Las multitudinarias protestas y fuertes medidas de seguridad dieron la bienvenida a los cerca de 200 delegados y representantes de diferentes países en el marco de la reunión anual del cambio climático conocida como COP23.

La primera sesión fue precedida por el primer ministro de Fiji, Frank Bainimarama, Nación que debía organizar el evento, pero ese país del Pacífico sur simplemente no podía llevar a cabo un evento de tal envergadura que resulta costoso de organizar por los miles de delegados internacionales, por ese motivo, Alemania se ofreció a organizar y ser sede de la cumbre.

La ceremonia de inauguración comenzó con noticias poco alentadoras dadas por el Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial, Petteri Taalas, quien informó que el año 2017 se ubicará entre los tres años más cálidos desde que comenzaron a tenerse registros en el siglo XIX, pese a no haber tomado lugar el fenómeno de El Niño que libera el calor del Océano Pacífico cada cinco años.

Los delegados trabajarán en una especie de “libro de reglas” que sirva de guía para establecer el acuerdo alcanzado en París en 2015, dado que la implementación de los acuerdos ha sido el reto más grande de los firmantes. Dicho pacto estableció el objetivo de poner fin a la era de los combustibles fósiles este siglo, mediante el cambio a energía renovables como la eólica y la solar.

Aunque se considera que la COP23 es principalmente de naturaleza técnica, Fiji espera llamar la atención sobre la amenaza que pesa sobre los habitantes de las islas del Pacífico, particularmente las islas Kiribati, Tuvalu y Marshall, que corren el riesgo de desaparecer bajo el agua en los próximos 50 años si los casquetes polares se derriten y aumenta el nivel de los océanos.

«Nosotros, los más vulnerables, debemos ser escuchados, ya sea que vengamos del Pacífico o seamos otros Estados en desarrollo, o seamos otras naciones de baja altitud como Bangladesh o Estados o ciudades amenazadas en el mundo desarrollado como Miami, Nueva York, Venecia o Rotterdam», dijo el primer ministro de Fiji, Frank Bainimarama, presidente de la COP23.

Posible salida de Estados Unidos del Acuerdo de París

La reunión también está marcada por la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar a su país del acuerdo de París, dado que para el mandatario las actividades humanas no son las causas principales del cambio climático. Aunque de retirarse, Estados Unidos podría hacerlo hasta noviembre del 2020, mientras tanto los delegados en Bonn se preguntan cómo Washington podrá equilibrar la agenda a favor del uso del carbón de Trump, yendo en contra de los objetivos mundiales.

Fuente: France 24.

Noticias

Ecologistas piden que se reconozca a los refugiados del cambio climático

Ecologistas en Acción ha reclamado hoy un cambio de la legislación internacional para que sean reconocidos los refugiados que provoca el cambio climático, ya que se teme que hasta mitad de siglo más de 200 millones de personas se hayan visto afectadas por este fenómeno.

El responsable de Internacional en Ecologistas en Acción, Samuel Martín-Sosa, ha explicado en Melilla (España) que las convenciones de Ginebra (Cantón de Ginebra) sobre protección internacional a desplazados por guerras y otros conflictos no reconocen a los “refugiados climáticos“.

Samuel Martín-Sosa, en declaraciones a los periodistas, ha recordado que Melilla es una de las “puertas de entrada” de refugiados que llegan a la Unión Europea (UE), al ser junto con Ceuta la única frontera terrestre en África. Martín-Sosa ha señalado que quienes huyen a Europa no son los causantes del cambio climático, sino las víctimas de un fenómeno provocado entre otros por la UE, dentro de una “crisis global” derivada de un modelo económico “insostenible” para la conservación del planeta.

Al respecto, ha apuntado que el mundo rico “saca los recursos” de países menos desarrollados y les devuelve “los residuos», un modelo que “se vuelve contra nosotros” ya que es una de las causas de la inmigración.

Los refugiados climáticos son una realidad conocida por la UE

El representante de esta organización no gubernamental ha destacado que la propia Comisión Europea ha reconocido que entre los refugiados que llegan de Siria, muchos de ellos por Melilla, se encuentran quienes huyen no solo de la guerra en ese país, sino también de sequías que han acabado con su medio de vida en el campo.
“En la UE se sabe. Otra cosa es que estemos mirando para otro lado”, ha advertido.

En este contexto, ha recordado que organismos como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) han alertado de que el cambio climático puede ser la causa de la migración de más de 200 millones de personas hasta 2050.

Por ello, ha defendido la necesidad de “dar una respuesta internacional” a este fenómeno, con “mecanismos jurídicos de protección” para estos refugiados que no son reconocidos en la actualidad.

Ante la complejidad de “reabrir” los convenios de Ginebra, una solución sería “un protocolo adicional” a estos acuerdos o al menos “un mecanismo de diálogo entre Estados con parámetros comunes” para asistir a estos refugiados climáticos, ha apuntado.

Planes de ayuda y prevención

Además, son necesarios “planes de prevención” de las migraciones en los países de origen, para intentar que “la magnitud de la tragedia sea menor” si se ayuda económica y tecnológicamente a los más afectados, para adaptarse a los cambios, ha indicado.

El responsable de la entidad Internacional en Ecologistas en Acción ha hecho estas declaraciones antes de participar en una conferencia sobre “Refugiados climáticos, la migración del siglo XXI“, enmarcada en las actividades organizadas durante la escala en Melilla del velero Diosa Maat de esta organización.

Según datos de la entidad internacional Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC en sus siglas en inglés), el año pasado unos 24,2 millones de desplazados en 118 países estaban provocados por desastres naturales, un dato tres veces mayor a los que huyen de conflictos armados.

Fuente: EFE verde.

Noticias

China: país líder en combatir el cambio climático

«Hemos visto un liderazgo emergente y creciente de China en términos de tecnologías limpias y de diferentes iniciativas que han tomado a nivel nacional con el fin de acelerar la transformación de la sociedad china» dijo Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

Espinosa está realizando una visita de tres días a China, la primera que realiza al país como funcionaria de la ONU para el clima.

La funcionaria describió a China como «uno de los líderes más importantes» en lo que respecta a abordar el cambio climático y dijo que el país ha realizado esfuerzos positivos de conformidad con su concepto de desarrollo verde, algo a lo que la ONU da una gran bienvenida.

«China ha traducido esto en acciones lo cual, sin duda, es una fuente de inspiración para otros países», dijo Espinosa a Xinhua.

En los últimos años, China ha avanzado en el recorte de emisiones y la lucha contra el cambio climático. El año pasado, el país redujo su intensidad de carbono, una medida de emisiones de dióxido de carbono por unidad del PIB, en 6,6 por ciento, con lo que superó su meta de 3,9 por ciento.

El gobierno prometió reducir su intensidad de carbono en 18 por ciento y aumentar a 15 por ciento la proporción de combustibles no fósiles en el consumo de energía primaria de 2016 a 2020.

China también firmó el Acuerdo de París en abril de 2016 lo que da un fuerte impulso a los esfuerzos internacionales contra el calentamiento global.

La XXIII Conferencia de la ONU sobre cambio climático se realizará en Bonn, Alemania, del 6 al 17 de noviembre para definir las pautas para la implementación del Acuerdo de París.

Espinosa lamentó la intención de Estados Unidos de retirarse del Acuerdo de París, pero dijo que es alentador que otras autoridades nacionales tengan objetivos climáticos ambiciosos.

La funcionaria, además, señaló que durante su visita a China espera discutir con los líderes del país los éxitos y las inquietudes en su acción climática.

Fuente: People.com

COPs, Noticias

La Proclamación de Acción de Marrakech establece un proceso irreversible de acciones climaticas

Jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo han comunicado, a través de la Proclamación de Acción de Marrakech, el comienzo de una nueva era de implementación y acción para abordar el cambio climático y conseguir un desarrollo sostenible. .

La proclamación celebra el imparable impulso que se vive a nivel mundial en la lucha contra el cambio climático y en el logro de un desarrollo sostenible y que además, cuenta con el apoyo de gobiernos, empresas, inversores, gobiernos subregionales y ciudades.

Esta proclamación clama un compromiso político sin precedentes por la acción climática y que apoye los Objetivos de Desarrollo sostenible para el beneficio de las personas y del planeta.

La Proclamación de Acción de Marrakech se leyó en sesión plenaria de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22).

Para leer el texto completo de la proclamación, haga clic aquí.

Información publicada originalmente en la CMNUCC

Fuente: Conexioncop.com

COPs, Noticias

Ban Ki-moon alerta: «Si no se actúa ahora la temperatura subirá casi 4 grados»

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon ha pedido hoy a los representantes de la sociedad civil que sigan presionando a los gobiernos al mismo nivel que lo hicieron antes del Acuerdo de París, porque “si no se actúa ahora la temperatura del planeta subirá casi 4 grados a finales de siglo”.

Ban hizo este llamamiento durante su intervención en el homenaje que centenares de organizaciones de la sociedad civil (ecologistas, indígenas, sindicatos, empresarios, feministas, ONG humanitarias, etc) le han dedicado en la cumbre del clima de Marrakech (COP22) para agradecerle que haya hecho de la lucha contra el cambio climático una de sus prioridades.

El secretario de la ONU ha reconocido que cuando asistió a su primera cumbre del clima, en Bali (Indonesia) hace nueve años, “no entendía la magnitud e importancia” del calentamiento global, pero que muy pronto se dio cuenta de que era “el principal problema al que se enfrenta la humanidad” e hizo de este asunto “una prioridad en su agenda”.

Ha dicho sentirse orgulloso del legado que deja a través del Acuerdo de París, al que ha definido como el tratado “más importante adoptado” durante su secretaría y “uno de los más relevantes en la Historia de las Naciones Unidas”.

“No hay tregua”

Pero “no hay tregua” les ha dicho a los varios centenares de representantes que se agolpaban en la sala del homenaje: “Es el momento de trasladar ese acuerdo a la acción, y si no lo hacemos ahora las consecuencias serán graves”.

Ban, el último en intervenir tras una decena de representantes de la sociedad civil que han halagado su visión en materia climática, ha bromeado amablemente diciendo que esta era la primera vez que escuchaba tantos piropos de las organizaciones que en los últimos años sólo le habían trasmitido “reclamaciones y exigencias”.

En su despedida ha dedicado unas palabras a los activistas que ponen sus vidas en riesgo para denunciar injusticias o ilegalidades ambientales, y ha advertido a los presentes: “A partir del 1 de enero soy uno de vosotros y trabajaremos juntos para implementar el Acuerdo de París en todos los países”.

Fuente: efeverde.com