Tag: carbon

Columnas de Opinión TERRAM

Puchuncaví-Quintero: ¿quién le pone el cascabel al gato?

Opinión de Flavia Liberona, directora ejecutiva de Fundación Terram.

Durante las últimas semanas, la zona de la Bahía de Quintero ha estado en la noticia debido a las emanaciones tóxicas que afectaron a más de 350 personas que la habitan. Sin embargo, esta lamentable historia ya es largamente conocida. En este contexto la pregunta es: ¿cuántos episodios más se necesitan para que alguna autoridad haga algo y que, de una vez por todas, de manera seria y responsable, se implementen medidas que permitan en lo urgente frenar los niveles de contaminación en esta área y luego disminuirlos?.

Hasta ahora, nadie quiere asumir las consecuencias de lo sucedido, una empresa culpa a la otra y la autoridad de turno se escuda en el largo historial de desaciertos y vacíos que han permitido que persista esta situación. Pero la realidad es que, hoy en día, estamos ante un escenario complejo, en el cual todas las instituciones del Estado les han fallado a los habitantes de ese territorio contaminado; donde quienes tienen o han tenido una responsabilidad política y/o técnica han dejado que el tiempo pase, a ver si a otro le toca solucionar el problema. Estamos tocando fondo y necesitamos acciones concretas. Ya no serán suficientes los planes de descontaminación, o anunciar que se elabora tal o cual norma, pues se requieren acciones inmediatas ahora.

Lo cierto es que Puchuncaví –Quintero duele en el corazón y la conciencia de muchos de los que habitamos este país, generando impotencia y rabia. Pasan los días tras los últimos episodios y las industrias cual más o cual menos, siguen funcionando y vemos que la comunidad se mantiene firme, en pie, dando una enorme batalla. Una movilización que no sabemos en qué terminará. Los habitantes ya han sido afectados en su calidad de vida y hoy están viviendo en la incertidumbre, esperando una respuesta del Estado, pero sin saber a ciencia cierta si eso ocurrirá. La única certeza que tenemos es que todas las declaraciones de prensa y medidas anunciadas son insuficientes, y parecen simples voladeros de luces para evitar afrontar el problema de fondo, que es frenar la contaminación del territorio.

La Bahía de Quintero, al igual que otras áreas del territorio nacional, es una “Zona de Sacrificio”, no porque sus habitantes lo quieran así, tampoco porque les guste utilizar esa denominación. Este concepto evolucionó a partir de las investigaciones y generación de políticas públicas que desarrolla la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su sigla en inglés) en comunidades altamente afectadas por contaminación industrial. En efecto, los altos niveles de contaminación se traducen, por un lado, en un constante desmedro económico que afecta los medios de producción de la economía doméstica o local básica de las comunidades (alimentos contaminados, suelo, acceso) y, por otro, en agentes contaminantes que afectan gravemente la salud y, por ende, las capacidades mismas del desarrollo humano. Las Zonas de Sacrificio develan, además, que el problema de la contaminación ambiental responde a patrones de desigualdad social, pues son las comunidades de menores ingresos las que deben soportar los efectos negativos del crecimiento económico de la sociedad en su conjunto. En definitiva, son lugares donde el Estado por acción u omisión ha abandonado al territorio y su gente, permitiendo la instalación de complejos industriales. Por ello, este no es un problema netamente ambiental, es también un problema social y de derechos humanos.

Lo cierto es que la gente que habita en ese territorio debe intentar vivir y, más que nada, sobrevivir a  las consecuencias de las inexistentes políticas públicas y normativa que les garantice derechos básicos como son el derecho a la vida, a la salud, a vivir en medio ambiente libre de contaminación, así como el derecho de los niños a estudiar en un entorno sano.

La Bahía de Quintero, al igual que otras áreas del territorio nacional, es una “Zona de Sacrificio”, no porque sus habitantes lo quieran así, tampoco porque les guste utilizar esa denominación. Este concepto evolucionó a partir de las investigaciones y generación de políticas públicas que desarrolla la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su sigla en inglés) en comunidades altamente afectadas por contaminación industrial. En efecto, los altos niveles de contaminación se traducen, por un lado, en un constante desmedro económico que afecta los medios de producción de la economía doméstica o local básica de las comunidades (alimentos contaminados, suelo, acceso) y, por otro, en agentes contaminantes que afectan gravemente la salud y, por ende, las capacidades mismas del desarrollo humano. Las Zonas de Sacrificio develan, además, que el problema de la contaminación ambiental responde a patrones de desigualdad social, pues son las comunidades de menores ingresos las que deben soportar los efectos negativos del crecimiento económico de la sociedad en su conjunto. En definitiva, son lugares donde el Estado por acción u omisión ha abandonado al territorio y su gente, permitiendo la instalación de complejos industriales. Por ello, este no es un problema netamente ambiental, es también un problema social y de derechos humanos.

Lo cierto es que la gente que habita en ese territorio debe intentar vivir y, más que nada, sobrevivir a  las consecuencias de las inexistentes políticas públicas y normativa que les garantice derechos básicos como son el derecho a la vida, a la salud, a vivir en medio ambiente libre de contaminación, así como el derecho de los niños a estudiar en un entorno sano.

Este gobierno tiene una oportunidad, la pregunta que sigue es ¿será capaz de ponerle el cascabel al gato? O, como se ha hecho hasta ahora ¿seguiremos siendo testigos de palabras de buena crianza, anuncios con medidas de difícil concreción y de dudosa implementación, las que quizás serán paliativos destinadas a bajar la tensión?

Fuente: El Mostrador. 8 septiembre de 2018.

Noticias

La reconversión climática afectará a 160.000 empleos del carbón en Europa

La reconversión climática afectará a 160.000 empleos del carbón en Europa

Más de 160.000 empleos directos del sector del carbón –entre mineros y trabajadores de centrales térmicas– están en riesgo en Europa en el proceso de transición hacia una economía libre de gases de efecto invernadero. El Joint Research Centre (JRC) –órgano científico que asesora a la Comisión Europea– estima que las políticas encaminadas a limpiar el sector energético implicarán la pérdida en 2030 de dos tercios de los trabajos del carbón. Polonia, principalmente, pero también Alemania y República Checa serán los más afectados. Sin embargo, el JRC resalta las oportunidades en renovables que se abren paralelamente.

El JRC –en un reciente informe monográfico sobre el sector del carbón en la UE– estima en unas 240.000 las personas que en Europa trabajan aún en las centrales que queman carbón para generar electricidad y, sobre todo, en las minas que extraen este combustible fósil. Los normas puestas en marcha por la Comisión y los Gobiernos para luchar contra el cambio climático y la pérdida de competitividad de las explotaciones y centrales supondrán, según este informe, el cierre masivo de minas y plantas térmicas en la próxima década. En 2025, habrán desaparecido 77.000 empleos. En 2030, la cifra se elevará hasta más de 160.000, es decir, alrededor de dos tercios del empleo de este sector ahora.

Acometer una «reestructuración planificada», según el informe, es un reto para Europa en el que «las energías renovables desempeñan un papel central» para crear «nuevas oportunidades de empleo».

Polonia –que ahora acumula 112.500 empleos en este sector– será la gran afectada por esta transición. Solo en una región polaca, Silesia, la previsión es que se pierdan 40.000 puestos de aquí a 2030. En esta comarca del sur del país –donde está previsto que se celebre la próxima cumbre anual del clima de la ONU– trabajaban en las minas en 2015 más de 82.000 personas. También Alemania y otros países del este como República Checa, Bulgaria o Rumanía se verán afectados, pero en menor medida que Polonia.

Problemas en el Este

«En la Europa occidental la reconversión del carbón ya se realizó, pero por razones económicas y no ambientales», explica Joaquín Nieto Sainz, director de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España. Por ejemplo, en 1990 el 41% de todo el consumo final de energía en Europa procedía del carbón; ahora, está en el 16%. Un buen ejemplo es España, donde a partir de los noventa del siglo pasado acometió la gran reconversión. Pese a todo, también resultará afectada por la última oleada de cierres de centrales y minas (se perderán unos 5.400 empleos en España en la próxima década, según el informe).

Los problemas serios en Europa se darán en el Este. «Aún queda pendiente, y es importante, la reconversión en la Europa oriental», explica Nieto. Y en esta ocasión el medio ambiente en general y la lucha contra el cambio en particular serán el motor de la transformación. «La necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero ha llevado a un mayor uso de las energías renovables», apunta el JRC.

El informe cita tres instrumentos de la UE, cuya política en este asunto no pasa por obligar directamente al cierre de centrales o minas concretas, sino que establece requisitos cada vez más estrictos que obligan a los propietarios a acometer importantes inversiones si quieren seguir operando. Y todo ello en un sector en el que la inmensa mayoría de las centrales eléctricas de carbón tienen ya «más de 30 años», como resalta el estudio, y en el que la mecanización reduce drásticamente el empleo en las minas.

Entre los instrumentos que cita el informe como impulsores del fin del carbón en la UE están «los estrictos requisitos de emisiones para después de 2020» que obligan a hacer importantes inversiones en filtros descontaminantes. También, «los altos precios de las emisiones de CO2» que las centrales de carbón deben pagar. Y la previsible pérdida de los apoyos económicos que las plantas reciben, como los «pagos por capacidad».

Ante esta situación, el JRC advierte de que «se deben tomar medidas pronto para desarrollar oportunidades alternativas» para «mantener o aumentar el empleo» en las zonas afectadas. «Hay que planificar. Y parece evidente, pero no se ha hecho», lamenta Tatiana Nuño, de Greenpeace. «Hay que conocer los empleos emergentes», añade. Nuño recuerda el reciente informe de la OIT en el que se cuantificaba en 24 millones los puestos de trabajo que se pueden crear en el mundo con la aplicación del Acuerdo de París contra el cambio climático.

«El cambio es inexorable», resume Nieto. «Lo que hay que buscar es una transición justa». Y, según este miembro de la OIT, dos factores son fundamentales si se quiere una transición justa: que exista una completa protección social para aquellos afectados que estén al final de su vida laboral y que se creen alternativas para los que están empezando.

El informe del órgano asesor de la Comisión deja la puerta abierta a que alrededor del 13% de la capacidad actual de generar electricidad con carbón de Europa se mantenga gracias a futuras técnicas de captura y almacenaje de CO2. Pero las principales alternativas para las zonas afectadas por esta reconversión ambiental las fija en la instalación de renovables: solar, eólica e hidráulica.

SÁNCHEZ PROMETE UNA TRANSICIÓN «JUSTA» EN ESPAÑA PARA 5.400 PERSONAS

La gran reconversión en España —sobre todo en las minas— ya se ha producido desde los ochenta. A mediados de los noventa, por ejemplo, 30.000 personas trabajaban en las minas, frente a las 3.400 de las que habla el informe del JRC ahora. Otras 3.300 trabajan en las térmicas. Según las estimaciones del JRC, 5.400 empleos del sector se perderán en España. Pero el estudio señala que las zonas afectadas son las que tienen una mayor potencial de la UE en instalación de energía solar y eólica.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió ayer en Oviedo una  transición “justa”. Y aseguró que la solución va a ser “dialogada” con los agentes económicos y sociales de Asturias, una comunidad muy afectada. El Ministerio para la Transición Ecológica trabaja ya en un plan de acción para las comarcas en las que de forma inminente se cerrarán las minas que no puedan operar sin ayudas públicas. Antes de que acabe el año se presentará una “estrategia de transición justa”. El plan pivotará sobre los llamados “contratos de transición” para los afectados, una figura ya empleada en Francia para el cierre de sus centrales.

El ministerio lamenta que la información que se ha encontrado del anterior Gobierno es “escasa, especialmente en el ámbito de las oportunidades”. A lo mismo se refiere Joaquín Nieto, de la OIT: “El Gobierno actual debe recuperar el tiempo perdido”.

Fuente.Diario El País, 09 de 09.2018

Noticias

EE.UU. anuncia plan regulador destinado a mantener activas plantas de carbón

El «carbón limpio», elogiado por el presidente estadounidense, Donald Trump, es una técnica que hace el uso del carbón menos contaminante pero en realidad está poco desarrollada por ser demasiado costosa.

Washington anunció el martes un nuevo plan regulador destinado a mantener activas cientos de plantas de carbón que el presidente Barack Obama quería cerrar cuanto antes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos.

Una vez más Trump presumió de las virtudes del «carbón limpio», un término que ha empleado en varias oportunidades, sin explicar qué entiende él exactamente de esa definición.

«En primer lugar, el carbón limpio no contenía impurezas y era más eficiente desde el punto de vista térmico, pero durante varios años nos hemos estado refiriendo al carbón limpio por su desempeño medioambiental», explicó el investigador Nicolas Berghmans, del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI), entrevistado por AFP.

El carbón representa 37% de la producción eléctrica en el mundo pero es extremadamente contaminante y genera alrededor de un tercio de las emisiones de gas de efecto invernadero.

«Tiene un efecto significativo sobre el cambio climático pero también un impacto en la contaminación local: tenemos emisiones de partículas finas, SO2 (dióxido de azufre), potencialmente mercurio, que son perjudiciales para la población alrededor de la planta», recodó Berghmans.

La principal vía para hacer que el uso del carbón sea menos contaminante es la denominada técnica del secuestro y almacenamiento de carbono, que consiste en capturar el CO2 cuando sale de las chimeneas para almacenarlo en el sótano.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) cree que se necesita una «acción urgente» para apoyar esta tecnología con el fin de limitar el riesgo climático.

Sin embargo existe solo dos grandes instalaciones para aplicar esta técnica en centrales que están operativas: Petra Nova en Texas y Boundary Dam en Canadá. En Missisipi se abandonó otro proyecto de envergadura.

Las capacidades de captura de CO2 alcanzan solo 2,4 millones de toneladas por año, mientras que la expectativa es sea posible llegar a 350 millones de toneladas para 2030, para poder cumplir con los acuerdos climáticos de París, según la AIE.

En los hechos, la tecnología tiene un doble obstáculo: la elección de un lugar de almacenamiento (geología apropiada, aceptación por los residentes locales) y especialmente el costo. Prácticamente «duplica los costos de la generación de electricidad a base de carbón», destacó Nicolas Berghmans.

El uso más «limpio» del carbón lo haría muy costoso y menos competitivo en comparación con otras fuentes de energía baratas en Estados Unidos, como las energías renovables y el gas de esquisto.

«La disminución de la producción de carbón en Estados Unidos no se debe simplemente a los estándares ambientales, sino a la economía de la producción de electricidad», subrayó el investigador.

En un informe reciente, la AIE también hizo notar que en Estados Unidos, «el estancamiento de la demanda de electricidad, el suministro abundante de gas y el crecimiento de las energías renovables deberían seguir siendo obstáculos para el uso del carbón y limitan la perspectiva de un resurgimiento de la construcción de nuevas centrales eléctricas de carbón».

Fuente: AFP. 22 agosto de 2018.

Noticias

Rebolledo por fin de centrales a carbón: Buena noticia contra cambio climático

Ayer, el gobierno y la Asociación de Generadoras de Chile anunciaron un inédito acuerdo para poner fin al desarrollo de las centrales a carbón.

El ministro de Energía, Andrés Rebolledo, dijo hoy que la decisión de las generadoras eléctricas de poner fin al desarrollo de centrales a carbón, junto con el cierre paulatino de las existentes, “es una buena noticia para el combate del cambio climático».

En declaraciones a CNN Chile, explicó que «esto es coherente con lo que hemos venido haciendo durante los últimos cuatro años, que es construir una matriz energética mucho más sustentable».

Acerca de los plazos de cierre, el ministro dijo que será de manera programada, ya que deben tener en consideración los compromisos laborales de los trabajadores de cada planta.

Agregó que «creamos un grupo de trabajo para tomar la decisión de cerrar las plantas que ya existen, que son las generadoras de más emisión».

Ayer, el gobierno y la Asociación de Generadoras de Chile anunciaron un inédito acuerdo para poner fin al desarrollo de las centrales a carbón que no cuenten con sistemas de captura y almacenamiento de ese elemento u otras tecnologías equivalentes a contar de esta fecha.

El anuncio lo hicieron el ministro Rebolledo y los representantes de las generadoras AES Gener, Colbun, Enel y Engie, en una pauta de prensa en que la Superintendencia del Medio Ambiente presentó el nuevo sistema de monitoreo online para centrales termoeléctricas.

Además, el acuerdo incluye la creación de un grupo de trabajo para que estudie los aspectos tecnológicos, ambientales, sociales, económicos, de seguridad y de suficiencia de cada planta y del sistema eléctrico en su conjunto, en el marco de los objetivos de la Política Energética que contempla el fin de las centrales a carbón para el año 2050.

La idea de este grupo de trabajo es fijar un cronograma y las condiciones para el cese programado y gradual de la operación de centrales a carbón que no cuenten con sistemas de captura y almacenamiento de carbono u otras tecnologías equivalentes.

El ministro Rebolledo y las empresas enfatizaron que la generación eléctrica a carbón es hoy la principal fuente de esa energía de Chile con cerca de un 40% de la matriz, por lo cual el esfuerzo para terminar con esas plantas requerirá un gran esfuerzo del país.

Fuente: Publimetro.

Noticias

Más de 20 países lanzan una alianza global para la eliminación progresiva del carbón

El Reino Unido y Canadá lideran una nueva alianza de países para acelerar el crecimiento limpio y lograr la eliminación rápida y gradual del carbón como fuente de energía.

Más de 20 países, incluidos Francia, Finlandia y México son parte de la “Powering Past Coal Alliance” que también reúne a una amplia gama de empresas y organizaciones de la sociedad civil que se han unido para la protección del clima.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las centrales de carbón producen casi el 40% de la electricidad mundial, y son uno de los principales factores causantes del cambio climático. Además, la contaminación del aire por la quema de carbón causa enfermedades respiratorias severas y otros muchos efectos nocivos para la salud.

Los países miembros de la alianza, lanzada durante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Bonn (COP23), acordaron eliminar gradualmente las centrales térmicas tradicionales de carbón y establecer una moratoria sobre cualquier nueva central eléctrica a carbón tradicional sin captura y almacenamiento de CO2. Una serie de empresas y otros actores no gubernamentales también se han comprometido a centrarse en impulsar sus operaciones sin carbón.

Los socios de la “Powering Past Coal Alliance” también trabajarán juntos para intercambiar experiencias y mejores prácticas para apoyar la eliminación gradual del carbón, también a través del financiamiento climático, y adoptar iniciativas prácticas que respalden esta transición hacia la energía limpia.

Los países fundadores de la alianza quieren alcanzar 50 socios antes de la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático de 2018, la COP24, en Katowice, Polonia.

Fuente: Codex Verde.

Noticias

Súmate a la Campaña 100% ERNC para el 2050

La Mesa Ciudadana sobre Cambio Climático lanzó la campaña comunicacional #100ERNC2050 la cual busca que la matriz energética chilena sí es capaz de abastecerse en un 100% desde Energías Renovables No Convencionales (ERNC) para el año 2050. Ello a diferencia de la meta establecida por el gobierno de lograr un 70% para el 2050, y sin distinguir entre energías renovables y las renovables no convencionales, en que éstas últimas excluyen a las mega-represas de hidroelectricidad, las que sí generan gases de efecto invernadero y contribuyen al alza del calentamiento global.

La campaña está enfocada para lograr adhesión de organizaciones de la sociedad civil (ONG, fundaciones, corporaciones, grupos de interés, organizaciones vecinales, territoriales, de distinto tipo) que se sumen a este llamado de atención hacia las metas que se propuesto el Gobierno chileno en el ratificado Acuerdo Climático de París.

La campaña cuenta con un mini-sitio web, que incluye una Declaración de la Mesa Ciudadana, además de un formulario de adhesión, y una encuesta para las organizaciones que firmen por esta causa. La que también puede ser suscrita por personas a título personal.

#100ERNC2050 contará con distintos productos comunicacionales para ser difundidos por quienes apoyan esta campaña, los que constarán de infografías con datos decidores, comunicados y un videoclip central.

COPs, Noticias

La COP22 termina con los primeros pasos para poner en marcha el Acuerdo París

La cumbre del clima de Marrakech (COP22) concluyó hoy con la aprobación de un documento que da los primeros pasos en la redacción de un conjunto de reglas que regirán el Acuerdo de París y que deberá estar concluido en 2018, dos años antes de que el pacto empiece a funcionar.

La cop22 de Marraquech termina

Tras dos semanas de reuniones, los cerca de doscientos países que integran la convención de cambio climático de la ONU han acordado ciertos avances en materia de financiación climática, dando continuidad más allá de 2020 al Fondo de Adaptación del Protocolo de Kioto que expiraba ese año y que ahora se incorporará al Acuerdo de París.

Dejan pendiente de decidir para próximas reuniones cómo se va a dotar a partir de 2020 ese fondo, que en estos momentos se nutre de donaciones de los países desarrollados, España entre ellos.

Financiación climática

Los países ricos se han comprometido, además, a aumentar progresivamente, tras 2020, la cifra de 100.000 millones de dólares que se va a movilizar anualmente para la financiación climática a partir de ese año de fondos públicos y privados.

Estos 100.000 millones de dólares vendría de fondos públicos (mediante ayuda al desarrollo y otras fuentes de financiación), de fuentes privadas y de otras fuentes, fundamentalmente de los mercados de carbono.

Hasta el momento las contribuciones públicas prometidas para esos 100.000 millones de dólares alcanzan casi 70.000 millones.

La adopción de estos acuerdos se han producido al filo de la medianoche en Marrakech en un clima de gran tensión en tanto que el delegado de Bolivia dijo que su país no aceptaba el acuerdo una vez aprobado, y el de India alzó la voz para sumarse a la protesta.

El delegado boliviano mostró el desacuerdo de su país con el hecho de que del texto hubieran desaparecido, a petición de un grupo de países liderado por Brasil, las referencias a un marco temporal común a todos los países en sus compromisos de reducción de emisiones en el futuro; es decir, que todos los países presenten sus objetivos para el mismo periodo de tiempo.

Finalmente, y tras un receso, el presidente de la COP22, Salahedín Mezuar, se comprometió a incluir las reservas de estos países como anexos al acuerdo.

El texto aprobado da la bienvenida a la entrada en vigor en menos de un año del Acuerdo de París, que a día de hoy ya han ratificado 111 países responsables de casi el 80 % de las emisiones mundiales de carbono, y subraya la urgencia de que los países trabajen a nivel nacional para cumplir los objetivos de reducción de emisiones prometidos a partir de 2020.

Calendario de trabajo

Las partes de la convención también acuerdan unos calendarios de trabajo para ir concretando las reglas del juego del gran pacto climático, entre ellas los citados marcos temporales para presentar las contribuciones de reducción de emisiones en el futuro o los procesos de revisión de los mismos.

En su discurso de despedida, Mezuar agradeció a los países que hayan mantenido el compromiso con la acción en materia de cambio climático, que es en definitiva “una apuesta por el futuro del planeta, por la humanidad y por la dignidad de millones de personas”.

El comisario europeo de Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, aseguró que la cumbre de Marrakech “ha enviado un signo fuerte de que los países siguen determinados y comprometidos con el Acuerdo de París”, si bien remarcó que el conjunto de reglas que rijan el mismo deben estar concluidas en 2018.

La jefa de cambio climático de la ONU, Patricia Espinosa, dijo que está bien que los negociadores celebren hoy lo acordado pero que el mismo lunes, sin más tardar, “se pongan a trabajar, porque queda mucho por hacer”.

“La amenaza del cambio climático es real, como también lo debe ser nuestra respuesta”, concluyó Espinosa ante un plenario donde hoy, frente a la anterior COP de París, no hubo grandes aplausos ni entusiasmo.

El camino desde Kioto

La llamada “Proclamación de acción por el clima y el desarrollo sostenible de Marrakech” incluye el compromiso de promover la acción climática antes de 2020 y responder a las necesidades de los países en vías de desarrollo.
Tras las conferencias de Berlín (1995) y Ginebra (1996), el gran avance tuvo lugar en Kioto (1997), cuando los países reunidos en la III cumbre del clima firmaron el Protocolo, el primero que obligaba a los países industrializados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Estas son las fechas más destacadas en la lucha contra el cambio climático desde Kioto:

– 11.12.1997.- En la COP3 (Kioto, Japón), se adopta el “Protocolo de Kioto”, un acuerdo sin precedentes para frenar la degradación medioambiental. El tratado obliga a 38 países industrializados, más la UE, a reducir las emisiones de seis gases responsables del efecto invernadero entre los años 2008 y 2012, para situarlas en los niveles de 1990.

– 16.03.1998.- El Protocolo de Kioto se abre a la firma en la sede de la ONU de Nueva York. El 29 de abril, los países de la UE, lo firman conjuntamente.

– 2001.- Estados Unidos, con George W.Bush en la presidencia, decide no ratificar el Protocolo de Kioto, que había firmado Bill Clinton.

– 11/17.07.2001.- Se celebra en Bonn (Alemania) la segunda parte de la COP6, en la que Rusia, Australia, Canadá y Japón se distancian de EE.UU., con el que formaban el denominado “grupo paraguas”, y se alían con la UE para que pueda aprobarse el Protocolo de Kioto.

– 2002.- La UE ratifica unánimemente el Protocolo de Kioto. Japón también ratifica el tratado, al igual que Canadá y Nueva Zelanda.

– 2004.- Rusia, representante del 17,4 % de las emisiones, aprueba el Protocolo.

– 2005.- El 16 de febrero entra en vigor el Protocolo de Kioto con la ausencia de Estados Unidos. China e India, que junto con el anterior son los más contaminantes, ratifican el Tratado.

– 28.2.2005.- Se inaugura en Oslo (Noruega) la primera bolsa mundial para la compraventa de emisiones de CO2.

– Diciembre de 2009.- En la COP15 de Copenhague se alcanza un acuerdo de mínimos no vinculante que solo incluye la “intención” de limitar a 2 grados centígrados el aumento de la temperatura en la Tierra respecto a niveles de la era preindustrial.

– Diciembre 2011.- En la COP17, en Durban (Sudáfrica) se firma la Plataforma que incluye un segundo periodo para el protocolo de Kioto, una hoja de ruta para un acuerdo global de reducción de emisiones y el mecanismo que debe regir el Fondo Verde para el Clima.

– 12.12.2011.- Canadá anuncia que abandona el Protocolo de Kioto.

– 20.11.2012.- La OMM señala que la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanza un nuevo récord histórico.

– Diciembre 2012.- Doha (Catar) acoge la COP18, donde se acuerda extender el compromiso de Kioto hasta el 31 de diciembre de 2020.

– 2013.- En la COP19, en Varsovia, se alcanza un modesto acuerdo hacia un pacto global y vinculante en 2015. En el texto se evitó la palabra “compromisos” para la reducción de emisiones de gases efecto invernadero y se optó por el término “contribuciones”.

– Junio 2014.- Estados Unidos lanza un plan para recortar emisiones en un 30 % para 2030.

– Diciembre 2014.- En la COP20 se firmó “La llamada a la Acción de Lima”, con el compromiso por el que todos los países deben presentar a la ONU, antes del 1 de octubre de 2015, sus compromisos cuantificables de reducción de gases efecto invernadero.

– Agosto 2015.- EE.UU. anuncia el “Plan de Energía Limpia” de reducción de las emisiones de CO2 en un 32 % para 2030.

– Noviembre 2015.- La OMM advierte de que en 2014 la presencia de gases de efecto invernadero batieron un nuevo récord. La concentración de CO2 en la atmósfera alcanzó el 143 % de media.

– Diciembre 2015.- En la COP21 de París, 195 países y la UE adoptan un acuerdo por el que se comprometen a limitar por debajo de dos grados el aumento de la temperatura media a finales de siglo con respecto a los valores preindustriales. Este acuerdo es vinculante, aunque no contempla sanciones, y está destinado a sustituir en 2020 al Protocolo de Kioto.

El "Acuerdo de Paris" @deunvistazo en efeverde @COP21. Infografía ambiental en EFEverde.

El “Acuerdo de Paris” @deunvistazo en efeverde @COP21. Infografía ambiental en EFEverde.

– Mayo 2016.- El entonces candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump, promete rechazar los acuerdos de París.

– 17.11.2016. Los países participantes en COP22 firman la “Proclamación de Marrakech”, una declaración de intenciones para afirmar su compromiso con la acción contra el calentamiento global.

La cop22 10 claves de por qué es un avance @deunvistazo en @efeverde. Autor AL

La cop22 10 claves de por qué es un avance @deunvistazo en @efeverde

Fuente: efeverde.com

COPs, Noticias

COP22: Medio centenar de países pobres se comprometen a abandonar el carbón

Un total de 47 países pobres, entre ellos decenas que sufren especialmente los efectos del cambio climático, se comprometieron este viernes (18.11.2016) en la cumbre sobre clima en Marruecos a pasar a las energías renovables lo antes posible y abandonar el uso del carbón.

El anuncio fue hecho de forma anticipada por la organización de ayuda al desarrollo alemana «Pan para el Mundo», presente en las negociaciones. El objetivo es que el aumento de la temperatura global no supere los 1,5 grados centígrados respecto de los niveles preindustriales.

La iniciativa será presentada oficialmente esta tarde en el marco de la cumbre de Marrakech. La mayoría de los países firmantes pertenecen al Foro de Vulnerabilidad Climática (CVF), un grupo que reúne a los que más se ven afectados por las consecuencias del cambio climático, entre ellos Costa Rica, Afganistán, Bangladesh, Barbados, Bután, Etiopía, Filipinas o Vietnam.

Estos 47 países también se comprometieron a actualizar cuanto antes, de ser posible antes de 2020, sus planes nacionales para disminuir las emisiones de gases contaminantes, incluidos en el acuerdo climático sellado en diciembre de 2015 en París, para dar un impulso a una acción global más rápida para combatir el cambio climático.

«El compromiso adoptado hoy por los países miembros del Foro de Vulnaribilidad Climática para que sus economías sean impulsadas totalmente por energías renovables es una visión audaz que marca el ritmo de los esfuerzos del mundo para implementar el Acuerdo de París y avanzar incluso más rápidamente para resolver la crisis climática», afirmó en un comunicado el ex vicepresidente estadounidense Al Gore.

También el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, el español Miguel Arias Cañete, saludó el acuerdo de Marrakech. «Estos países ya están experimentando hoy la terrible realidad del cambio climático y su propia existencia está en peligro», resaltó.

Fuente: Reuters

COPs, Noticias

Países ricos deberían cerrar sus plantas de carbón para 2030

Los países ricos tendrán que cerrar todas sus plantas a combustión de carbón para 2030 para que haya una oportunidad de mantener el calentamiento global en niveles tolerables, según un informe de un grupo de investigación en medio ambiente.

China tendría que eliminar el combustible fósil más contaminante para 2040 y el resto del mundo debería hacerlo para 2050, según Climate Analytics, una organización sin fines de lucro con sede en Berlín que estudia la forma en que los países pueden cumplir con los objetivos de emisiones que acordaron el año pasado en las conversaciones de las Naciones Unidas en París.

El informe difundido el lunes ilustra la dificultad de alcanzar el objetivo de la ONU de mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit). El mundo ya tiene 8.175 plantas de carbón y hay otras 733 en construcción, lo que proporciona alrededor del 40 por ciento de la electricidad total. Enviados de más de 190 países se reúnen esta semana y la próxima en Marrakech, Marruecos, para analizar cómo instrumentar las ambiciosas metas que se fijaron en París.

‘Eliminar el carbón existente y evitar usos nuevos es por completo esencial para evitar una contaminación aérea devastadora y su impacto en el clima’, dijo Jennifer Morgan, directora ejecutiva del grupo Greenpeace Internacional.

La contaminación producto de las plantas de carbón podría crear 2,5 veces más emisiones de dióxido de carbono que la permitida en la hipótesis de 2 grados de calentamiento, agregó el informe.

Si las plantas de carbón permanecen abiertas, el mundo tendría que recurrir a tecnologías de reducción de carbono como la captura y el almacenamiento de carbono. Algunos científicos han sugerido que podría ser necesario apelar a la geoingeniería, con medidas para cambiar el clima del tipo de verter nutrientes en los océanos o incorporar pequeñas partículas a la atmósfera terrestre para refractar los rayos solares al espacio Esas propuestas se han descartado debido a que no puede predecirse qué consecuencias tendrían en los ecosistemas globales.

La reunión de Marrakech se ha visto eclipsada por la victoria de Donald Trump en la elección presidencial estadounidense del martes. El presidente electo ha dicho que el cambio climático es una falsedad que inventaron los chinos y aseguró que los Estados Unidos dejarán de participar en el acuerdo de París, además de estimular la producción de carbón.

Trump podría tener dificultados para revertir la declinación del carbón como combustible generador de energía, dado que el gas natural barato ha reducido su participación de mercado.

‘Si bien la elección estadounidense ha creado un ambiente propicio a corto plazo para la industria del carbón, a mediano y largo plazo las perspectivas apuntan a una declinación’, dijo Tom Sanzillo, director de finanzas del Instituto para el Análisis Financiero y Económico de la Energía, un grupo de investigación medioambiental con sede en Cleveland, Ohio.

Fuente: pulso.cl

COPs, Noticias

Líderes mundiales del sector energético aceleran su acción climática

Con la reciente entrada en vigor del Acuerdo de París sobre el cambio climático los líderes de una amplia gama de sectores se están reuniendo en el Día de la Energía para mostrar las medidas que están tomando para descarbonizar nuestro sistema energético.

El Día de la Energía está organizado conjuntamente por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA por sus siglas en inglés) y la iniciativa Energía Sostenible para Todos (SEforALL), en cooperación con la Agencia Marroquí para la Energía Sostenible (AMED por sus siglas en francés) y la Agencia Marroquí para la Eficiencia Energética (AMEE), como parte de una serie de días temáticos celebrados bajo los auspicios de la presidencia de la COP 22 con las paladinas del clima como anfitrionas.

El Acuerdo de París estableció las acciones urgentes por el clima en el contexto del desarrollo sostenible, de manera que hoy las conversaciones se centran en cómo conseguir el séptimo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y asegurar el acceso universal a energía asequible, fiable, sostenible y moderna que pueda conectar a los 1100 millones de personas que hay actualmente en el mundo sin acceso a la electricidad o que apenas pueden acceder a ella, y a los 2900 millones de personas que todavía dependen de combustibles sólidos peligrosos que generan humo para cocinar y calentarse.

A lo largo de la jornada se cubrirán los siguientes temas y compromisos:

  • Anuncios de las iniciativas RE100 y EP100.
  • Compromisos previos al lanzamiento de One for All (Uno para Todos), una campaña mundial que se pondrá en marcha a principios de 2017 con el objetivo de movilizar nuevas formas de capital y nuevos inversores para poner fin a la pobreza energética antes de 2030.
  • Avances de la SIDS Lighthouses Initiative (Iniciativa Faros de los PEID) lanzada el año pasado en Paras con el objetivo de apoyar a las islas para que transformen sus sistemas de energía.
  • Avances de la Iniciativa Africana de Energías Renovables (AREI por sus siglas en inglés).
  • La impresionante transformación de Marruecos (anfitrión de la COP de este año) en el campo de las energías renovables.

«Cerrar la brecha energética nos ofrece una de las mayores oportunidades económicas de nuestra vida», dijo Rachel Kyte, directora ejecutiva y representante especial del Secretario General de la ONU para la iniciativa Energía Sostenible para Todos. «En 2016 el mundo necesita un sistema energético que permita el acceso universal, nuevos puestos de trabajo y el cumplimiento de nuestras aspiraciones a un futuro justo y equitativo para todos. Para conseguirlo hay que cumplir las promesas que se hagan».

«Los objetivos climáticos acordados en París requieren nada menos que la radical descarbonización de la economía mundial», dijo Adnan Z. Amin, director general de la IRENA. La rápida transición a un futuro iluminado y movido con energía renovable, combinada con una mejor eficiencia energética, es la manera más eficaz de terminar con el catastrófico cambio climático al mismo tiempo que se proporciona una mejor calidad de vida de los ciudadanos. Pero el ritmo y la magnitud del cambio deben aumentar enormemente si queremos cumplir la promesa del Acuerdo de París. Los Gobiernos deben crear los marcos políticos y financieros necesarios para acelerar una oleada de iniciativas mientras el sector privado desarrolla sus propias estrategias de descarbonización. Esto es perfectamente factible.

En el Día de la Energía se han hecho los siguientes anuncios:

  • Dalmia Cemento y Helvetia han dado a conocer sus nuevos compromisos durante la rueda de prensa, en la que se comprometieron públicamente a utilizar energía 100 % renovable en sus operaciones y unirse a RE100, una iniciativa mundial de colaboración con más de 80 de las empresas más influyentes del mundo que están trabajando para que la demanda, y la oferta, de energía renovable sean mucho mayores.
  • Swiss Re ha anunciado que se compromete a duplicar su productividad energética y unirse a EP100, una campaña mundial que trabaja con empresas para maximizar los beneficios económicos de cada unidad de energía que consumen.
  • Las iniciativas RE100 y EP100 están diseñadas para trabajar juntos con el fin de proporcionar la vía de descarbonización de menor costo para las empresas, y hoy Dalmia Cement y Swiss Re se convierten en las primeras que forman parte de ambas campañas, dirigidas respectivamente por The Climate Group (El Grupo del Clima) en colaboración con CDP y por la Global Alliance for Energy Productivity (Alianza Mundial para la Productividad Energética).
  • Juntas, las empresas de la iniciativa RE100 están creando una demanda de electricidad renovable superior a 100 TWh: más del triple de la electricidad que necesita Marruecos. Entre los ponentes de hoy se incluyen Alejandro Agag, director general de Fórmula E; Kevin Rabinovitch, director de Sostenibilidad Mundial de Mars, y Bill Weihl, director de Sostenibilidad de Facebook.
  • También se ha anunciado una nueva iniciativa liderada por el sector privado, la Renewable Energy Buyers Alliance o REBA (Alianza de Compradores de Energía Renovable), que crea conexiones entre la demanda de electricidad de las empresas y la oferta de energía renovable.
  • Desde la COP 21, la SIDS Lighthouses Initiative ha crecido rápidamente y ya incluye 39 Estados y 19 asociados para el desarrollo. Además ha elaborado un innovador programa de apoyo a las energías renovables en las islas. En la plataforma Sustainable Energy Marketplace (Mercado de Energía Sostenible) se han registrado 19 proyectos de energía renovable en el Caribe que representan un volumen de inversión de 1000 millones de USD. Dos estados insulares, Antigua y Barbuda y Cabo Verde, fueron seleccionados para recibir un total de 45 millones de USD de financiación del Fondo para Proyectos de la IRENA/ADFD y otros financiadores. Además los Emiratos Árabes Unidos han anunciado recientemente 50 millones de USD para financiar proyectos de energía renovable en Estados del Caribe.

Alejandro Agag, director general de Formula E, comentó lo siguiente: «Los vehículos eléctricos desarrollan todo su potencial cuando se combina con un sistema de recarga de energía renovable, y por eso todos los automóviles totalmente eléctricos de Formula E se mueven con una glicerina revolucionaria que no genera emisiones. ¡El futuro es eléctrico!».

Fuente: CMNUCC